Inseguridad

Macabro crimen: hallan muerto a un jubilado con una remera en la boca

Ocurrió en La Matanza. La víctima tenía 64 años y fue asesinada durante un robo en su casa.

El hombre estaba en el piso boca abajo, con las piernas atadas y una remera en la boca. Los investigadores no tienen dudas: creen que a Luciano Sinecio Rejalaga, un jubilado de 64 años, lo mataron durante un robo en su casa de la localidad bonaerense de González Catán.

El hallazgo del cadáver se produjo en una casa ubicada en Toay al 6600, partido de La Matanza, en el sudoeste del Gran Buenos Aires. 

Tras un llamado al 911, efectivos del Comando Patrulla La Matanza Sur llegaron y, al ingresar, encontraron muerto al jubilado en la habitación principal. Estaba con las piernas atadas con una chalina y con el cable de una zapatilla eléctrica, mientras que en la boca tenía anudada una remera.

Los investigadores hallaron en la escena del crimen un gran desorden y la principal hipótesis es que el jubilado fue víctima de un robo.

El médico forense que revisó el cadáver constató que presentaba golpes en el rostro y en la cabeza, y que podría haber muerto asfixiado. 

Además, estimó que Rejalaga había fallecido probablemente en la tarde del lunes, por lo que se espera también que la necropsia arroje datos precisos de la muerte de la víctima.

En el lugar también trabajaron peritos de la Policía Científica y se determinó que los ingresos a la vivienda no habían sido violentados y que la puerta lateral de acceso se encontraba sin llave.

El caso es investigado por el fiscal Marcos Borghi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza, quien supervisó las tareas en el lugar del hecho y dispuso las medidas de rigor para esclarecer el crimen.


Temas