Alberto Verra y el desafío de emprender en el noroeste argentino

El empresario, que cuenta con décadas de experiencia corporativa, decidió dedicar su tiempo y visión al desarrollo de un campo en una zona en la que para muchos era imposible llevar adelante un proyecto productivo; qué condiciones debió enfrentar y cómo logró sortearlas,

El empresario Alberto Verra se enfrentó al desafío de desarrollar un emprendimiento agropecuario en una de las zonas más difíciles de la Argentina, tanto por sus condiciones climáticas y de suelo, como por la escasez de infraestructura en la zona.

Nos referimos a la zona noroeste del país, más precisamente al este de Taco Pozo y a 45 kilómetros de Monte Quemado, ubicado al norte de la provincia de Chaco. Alberto Verra encontró en este espacio un desafío no sólo empresarial sino también personal: transformar tierras que muchos consideraban un "desierto" y volverlas productivas.

"El primer paso que tomamos fue decidirnos a incursionar en esta región, que no sólo es de difícil acceso por los caminos sino también por la logística que trae aparejada la falta de agua, de suministro eléctrico y de otros servicios que suelen ser de fácil acceso en otras regiones", explicó Alberto Verra en diálogo con 24CON.

Para entender la ubicación del campo llevado adelante por su compañía PyD La Alameda, es necesario explicar que el mismo se encuentra al este de Taco Pozo, a 340 kilómetros de Presidencia Roque Sáenz Peña y 466 kilómetro al noroeste de Resistencia. "Es una zona que nos obligó a hacer perforaciones y redes de agua propias, que hoy usamos para consumo del ganado", explicó Verra.


En el campo también cuentan con feedlots propios, para el engorde de animales. Pero esta no es la única actividad ganadera que llevan adelante, ya que Alberto Verra junto a su equipo creó un laboratorio propio que usan para transmisiones de embriones. "El objetivo del laboratorio es contar con cabezas de ganado de primera calidad", detalló.

Para la producción de energía eléctrica, Verra diseñó un parque solar para suministro interno. La distribución eléctrica, además, cuenta con un sistema similar al que implementa el Mercado Eléctrico Mayorista, que se rige por un sistema de demanda y oferta, con una computadora traída de Europa que se encarga del reparto equitativo de la electricidad. "Contamos con 13 kilómetros de extensión de red eléctrica en una zona que anteriormente no contaba con este servicio", comentó Verra.

Sobre los inicios, el licenciado explica que los augurios al inicio no eran los mejores: "Muchos nos alentaban a elegir otras tierras, pero nosotros con PyD La Alameda confiamos en la viabilidad del proyecto desde un primer momento".

Alberto Verra cuenta con una amplia experiencia en llevar a cabo grandes proyectos productivos en diferentes sectores. Recordemos que a lo largo de más de tres décadas de carrera corporativa, encabezó proyectos como director de un reconocido proveedor de servicios de distribución de electricidad, además de formar parte del comité ejecutivo de una importante distribuidora de agua potable.

"Mi experiencia en estas empresas fue clave a la hora de entender la viabilidad del proyecto en la provincia de Chaco", reconoció.

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante