Argentina propone tres años de gracia para la deuda y una quita de intereses del 62%

Martín Guzmán anunció que la propuesta de canje "incorpora un período de gracia" en el que no se pagará ningún compromiso hasta 2023. Además, proponen una quita de capital del 5,4%, aunque señaló que "aún no se ha llegado a un entendimiento con los bonistas".

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció que la propuesta de reestructuración de la deuda de US$ 68.843 millones, emitida bajo legislación externa, incluye un período de gracia de tres años, hasta el 2023, y una quita del 62% de los intereses y un 5,4% del capital.

La propuesta será presentada formalmente este viernes ante la comisión de valores de los Estados Unidos (SEC, según su sigla en inglés). Así lo anunció esta tarde Guzmán, en un encuentro que fue encabezado por el presidente Alberto Fernández en la Quinta de Olivos, en la que estuvieron presentes también la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y gobernadores provinciales.

"Esta oferta tiene una fecha de cierre, veinte días" luego de su presentación prevista para este viernes, agregó el ministro. "Creemos que es un tiempo suficiente", agregó Guzmán.

"Tal vez sea la oportunidad para construir un país mejor", dijo Fernández luego de que Guzmán anunciara los detalles de la propuesta. Días atrás Alberto había dicho que la pandemia del coronavirus "afecta la renegociación de la deuda, como afecta a toda la economía global", pero, al mismo tiempo, remarcó que "la negociación va bien".

"Haremos la oferta. A mí no me gusta mentir, tampoco me gusta mentirles a los acreedores. Lo que vamos a firmar es algo que podamos cumplir como gobierno y como país", aseveró Fernández.

Con ese antecedente clave y con la solicitud de ayer del Gobierno argentino a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por su siglas en inglés) para emitir bonos por un monto total de hasta US$ 50.500 millones en el país del norte, en el marco del proceso de reestructuración, se prevé un canje de títulos viejos por nuevos a los tenedores que acepten la propuesta.

LEER MÁS El G20 apoya la suspensión por tiempo limitado de los pagos de deuda

Este es el paso previo a la inminente presentación de la oferta de reestructuración a los acreedores con deuda argentina emitida bajo legislación extranjera, que fue seleccionada por el Gobierno para la operación, que asciende a cerca de 68.800 millones de dólares.

En la nota enviada este miércoles por el Ministerio de Economía a la SEC se le solicita la autorización para la emisión de nuevos títulos por US$ 20.000 millones, que se suman a otros pedido formulado varias semanas atrás por otros US$ 30.500 millones, con lo que la suma total asciende a US$ 50.500 millones.

En este contexto, el presidente Alberto Fernández recibió este jueves a los gobernadores y al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en la residencia de Olivos para interiorizarlos sobre la propuesta argentina para la renegociación de la deuda externa.

La reunión inició a las 16 en la residencia de Olivos y también participó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y los ministros de Economía, Martín Guzmán; y del Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro.

El propio Fernández y también Guzmán fueron los encargados de hablar en el encuentro, que se retransmitió por teleconferencia a quienes no pudieron estar presentes. Allí se les informó a los mandatarios provinciales los pasos que dará el Gobierno respecto a la renegociación de la deuda.

LEER MÁS Rocca contrataca al impuesto Forbes y suspende 5000 trabajadores

Horacio Rodríguez Larreta asistió esta tarde y previo a la reunión dijo que concurrirá con "espíritu constructivo". "Voy a ir como siempre, con un espíritu constructivo y de colaborar para ver cómo podemos ayudar", dijo el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Algunos gobernadores no pudieron asistir, como el de Córdoba, Juan Schiaretti, por recomendación médica (fue representado por su vice, Manuel Calvo), tampoco participó en persona el de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, ya que están suspendidos los vuelos a Buenos Aires desde su provincia, por lo que estuvieron presentes, al igual que otros, virtualmente, a través de videoconferencia.

También participó por videoconferencia el mandatario de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, ya que es considerado paciente de riesgo y porque debía realizar cuarentena obligatoria a su regreso a la provincia."El comité de crisis de la provincia me planteó que era mejor no ir porque, si viajaba, al volver tenía que hacer la cuarentena y exponerse en Buenos Aires no es bueno", explicó el mandatario puntano.

Tampoco estuvo presente presencialmente el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien se hizo el test para comprobar si tiene Covid-19 y en una entrevista radial anticipó que, "por una cuestión de responsabilidad" no asistirá al encuentro. Esto sucedió porque el mandatario provincial visitó el último viernes un hospital en la localidad de San Martín donde se confirmaron 15 casos de coronavirus.

LEER MÁS ¿Kicillof con covid-19? Se hizo el test y se bajó de la reunión en Olivos


Temas