Quiebres en el oficialismo

Berisso: una ola de posibles renuncias pone en jaque al gabinete de Cagliardi

La crisis política que se vive en el distrito de la Tercera Sección podría derivar en las salidas apresuradas de varios funcionarios. Un ex intendente también jugó fuerte en medio de la interna.

Por Augusto Dallacchiesa

La primera mitad de este 2022 no fue del todo positiva para la gestión de Fabián Cagliardi al frente del Municipio de Berisso. Los constantes tironeos con el Sindicato de Trabajadores Municipales de Berisso (STMB) y la feroz interna que desarmó al bloque oficialista en el Concejo Deliberante local son apenas una muestra de que el panorama en el distrito bonaerense asoma bastante oscuro.

Justamente, es la pata política la que vuelve a ser noticia en las últimas horas: el descontento con la actual administración municipal puso en tela de juicio la continuidad de varios funcionarios del propio gabinete y no son pocos los que hablan de una ola de posibles renuncias.

Hasta el momento, el único que puso el grito en el cielo fue el coordinador de Relaciones Institucionales a nivel local, Aníbal Fernández, quien hizo público su alejamiento tras una serie de desencuentros con las autoridades municipales. Fernández incluso habría deslizado que Cagliardi "no tiene diálogo con la ciudadanía", en una clara crítica a la gestión del intendente peronista.

Lo cierto es que, a pesar de los ruidos internos, el núcleo duro del Jefe comunal todavía se mantiene intacto. En todo caso, resta saber si la estabilidad durará hasta el fin del mandato o si hay más movimientos de cara a las elecciones del próximo año.

El regreso de "Quique" y un tiro por elevación

Como si fuera poco, en las últimas horas se sumó un tercero en discordia: nada más ni nada menos que el ex mandatario berissense, Enrique "Quique" Slezack, quien, en declaraciones a medios locales, se metió de lleno en la interna peronista.

Durante una entrevista concedida a Cadena Radial Nova, quien fuera intendente del distrito durante el período 2003 y 2015 admitió que Cagliardi "es un emergente de la nueva política". Sin embargo, también planteó serias dudas sobre si el rumbo elegido por el actual alcalde es el correcto.

"Lo conozco de chico y siempre tuvo las mejores intenciones; que después con mala información tome decisiones incorrectas, es otra cosa", sugirió Slezack, en un comentario que encendió las luces de alerta en propios y extraños.

Temas
¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante