CABA

Detuvieron a un prófugo por violencia de género

El imputado, un joven de 21 años, había amenazado a su pareja con la advertencia de que, si terminaba la relación, "iban a sufrir las consecuencias ella y su familia". Tras varias investigaciones, fue detenido en el barrio policial de San Antonio de Padua.

Por Augusto Dallachiesa

La Policía de la Ciudad localizó y atrapó a un joven de 21 años que durante meses había hostigado y amenazado de muerte a su exnovia.

Todo comenzó el pasado mes de septiembre en el partido bonaerense de Merlo, provincia de Buenos Aires, cuando el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 7, Secretaría 121, encomendó a los agentes de la fuerza de seguridad dar con el paradero del individuo, imputado por violencia de género y privación ilegítima de la libertad.

Según lo informado, la víctima denunció que el hombre la agredía verbalmente, especialmente desde el último mes de abril. De acuerdo al testimonio de la mujer, el acusado la amenazó y dejó en claro que si terminaba la relación "iban a sufrir las consecuencias ella y su familia". Además, agregó que en una oportunidad la había intimidado con un cuchillo, jurándole "por San La Muerte" que iba a matarla.

Luego de la separación, el agresor continuó con los hostigamientos en la vía pública y el pasado 21 de agosto, en la esquina de Remedios de Escalada y Segurola (en el barrio porteño de Floresta), se registró un nuevo incidente: ese día, el imputado extrajo de su ropa interior un cuchillo de cocina y, en un evidente estado de nerviosismo, comenzó a gritarle a su pareja que ella no podía dejarlo, mientras sujetaba su cuerpo.

Después del violento episodio, y como medidas de seguridad para resguardar su integridad física, la joven fue provista de un botón antipánico y la División Delitos contra la Salud y Seguridad Personal de la Policía de la Ciudad inició los trabajos para localizar al prófugo de la Justicia.

En este sentido, fueron los propios investigadores los que se ocuparon de recabar información, tanto del joven como de su familia, dado que una de las hipótesis era que se podía estar ocultando en el domicilio de algún pariente. La búsqueda también se extendió a las redes sociales, al profundo análisis de comentarios y respuestas de publicaciones, teniendo en cuenta posibles lugares de desplazamiento u horarios.

Finalmente, el análisis de los datos permitió dar con el domicilio real de su madre, en un edificio del barrio policial de San Antonio de Padua, en Merlo. Allí se confirmó la presencia del hombre, quien inmediatamente fue detenido por los agentes de seguridad.


Tras haber sido aprehendido, el imputado fue trasladado a la Comisaría 1ª de Merlo, de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, y luego entregado a la división a cargo de la investigación, quienes lo alojaron en la Alcaidía 14 Bis de la Policía de la Ciudad para ser indagado por la Justicia.

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante