El oficialismo, complicado

Berisso: nuevo impasse entre Cagliardi y los trabajadores municipales

La llegada de un nuevo sindicato puso en pie de guerra al gremio conducido por Jorge Rodríguez. Mientras tanto, las medidas de fuerza son cada vez más reiteradas.

Por Augusto Dallacchiesa

La tensión entre los trabajadores municipales de Berisso y el actual intendente, Fabián Cagliardi, se está volviendo cada vez más insostenible. En medio de reclamos por la falta de insumos e "incumplimientos sistemáticos" del Ejecutivo, la pelea sumó un nuevo capítulo con el desembarco de otro gremio en el ámbito local.

De acuerdo a los planteos elevados por la Comisión Directiva del Sindicato de Trabajadores Municipales de Berisso (STMB), "el intendente Fabián Cagliardi, a través de Martín Fernández, subsecretario de acción política de su gabinete, se encuentran patrocinado la creación en el Ámbito municipal de un nuevo sindicato, perteneciente a la organización denominada FESIMUBO".

En la denuncia presentada por el gremio conducido por Jorge Rodríguez las críticas apuntan principalmente al comportamiento "antisindical" del propio Cagliardi, a la vez que subrayan que "su única reacción ante un conflicto por un legítimo reclamo, es echar más nafta al fuego".

Días de furia

Si bien el comunicado del STMB fue la gota que rebalsó el vaso, la gestión municipal y el sindicato berissense ya llevan varias semanas de tironeos permanentes: en total, fueron más de 15 días de reclamos, promesas incumplidas, respuestas y medidas de fuerza variadas, que marcan el posicionamiento del principal gremio a nivel local.

Uno de los primeros episodios resonantes data de fines del pasado mes de mayo, cuando el STMB resolvió iniciar una retención de tareas por "falta de ropa y materiales de trabajo". Sin embargo, los roces se extendieron hasta los últimos días, con una serie de cortocircuitos que tomaron estado público en distintos medios.

El detonante, en otra oportunidad, fue la declaración de la emergencia sanitaria en el distrito. Alertados por la situación, los representantes del gremio criticaron el hecho de no haber sido notificados debidamente y denunciaron incumplimientos "en la provisión de ropa y materiales de seguridad".

La respuesta del Ejecutivo no se hizo esperar: en otro comunicado (publicado incluso en las cuentas oficiales del Municipio) señalaron que "la ropa fue licitada y adjudicada en tiempo y forma, asumiendo el compromiso de entregar la misma en dos etapas: la primera entre el 20 y el 25 mayo, siendo realizada el día 27 del corriente mes y la segunda fue pautada entre el 30 de mayo y el 5 de junio".

Con este panorama, nada parece indicar que el duelo interno entre Fabián Cagliardi y el STMB vaya a terminar en buenos términos. Por el contrario, el frente de batalla continúa abierto y es probable que -en el caso de que continúen los desacuerdos- el gremialismo vuelva a cargar contra la intendencia municipal.

¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante