Política

La opereta en PH de Plager, Oyarbide y Javier Fernández contra Cristina antes del "Banderazo"

El exjuez federal Norberto Oyarbide demoró menos de tres meses en desmentirse a sí mismo. A finales de julio de este año, después de aclararle al fiscal Stornelli que nunca había recibido "indicaciones puntuales" de Néstor Kirchner ni de Cristina Fernández de Kirchner y que nunca los había visto ni hablado con ellos, sostuvo que de él "podían decir que soy enano o trolo pero traidor no y mentiroso menos". Pero el sábado 10 de octubre, en el programa PH de Andy Kustnezoff, armó un show nada improvisado y bien guionado con Débora Plager para atacar a la actual vicepresidenta.

El exjuez federal Norberto Oyarbide demoró menos de tres meses en desmentirse a sí mismo. A finales de julio de este año, después de aclararle al fiscal Stornelli que nunca había recibido "indicaciones puntuales" de Néstor Kirchner ni de Cristina Fernández de Kirchner y que nunca los había visto ni hablado con ellos, sostuvo que de él "podían decir que soy enano o trolo pero traidor no y mentiroso menos". Pero el sábado 10 de octubre, en el programa PH de Andy Kustnezoff, armó un show nada improvisado y bien guionado con Débora Plager para atacar a la actual vicepresidenta.

El tercer aliado en las sombras, que no apareció frente a las cámaras, fue el exauditor Javier Fernández quien le dio letra a Oyarbide. Todo bajo la mirada atónita de Andy, quien no sabía cómo salir de la operación política que le hicieron Plager, Oyarbide y Fernández en su propia mesa.

¿Por qué Oyarbide salió del clóset político después de tanto tiempo? PH destina un espacio para que el invitado reciba y haga una y solo una pregunta. Ahí, Plager "apuró" a Oyarbide para que reflotara el episodio en el que el exjuez sobreseyó a Néstor y Cristina en una causa por presunto enriquecimiento ilícito.

"Usted fue quien sobreseyó al matrimonio Kirchner en la causa por enriquecimiento ilícito. Años más tarde, usted mismo declaró que lo apretaron o lo agarraron del cogote para que tome esa decisión. ¿Quién lo agarró del cogote?", preguntó Plager.

La pregunta le permitió a Oyarbide responder: "Eso fue una metáfora, porque del cogote realmente no me agarró n adie. Pero sí me maltrataron y me insultaron de la peor manera que se puede tratar a una persona".

¿Quién? "El personaje es el que yo denuncié, que me dijo vos vas y terminás porque esto debe terminarse en breve, acá los tiempos se acabaron".

La operación política se completó cuando Plager, devenida en inquisidora periodista de investigación, quiso saber quién era ese personaje. Y Oyarbide, solícito, le dijo: "Jaime Stiuso que ahora está en graves problemas".

En ese mismo momento, Oyarbide mintió y lo sabía. Cambió lo que le dijo en 2018 al fiscal Stornelli. En ese momento, Oyarbide había acusado al auditor Javier Fernández y a Stiuso de ser los "apretadores". En la nueva versión, "Oyarbide" se olvidó de Fernández y solo apuntó a Stiuso. También obvio contar que su "fuente" conoce a Plager de la época en la que Fernandéz fue dueño de Infobae y después del Grupo Veintitrés.

¿Cómo supo Oyarbide que Stiuso está en problemas? Su fuente, vaya paradoja, es Javier Fernández. Él fue quien lo contó que Stiuso está siendo amenazado por Alejandro Patrizio y Martín García para que no se presente en la causa de espionaje que está radicada en Dolores.

En una misma maniobra. Oyarbide protegió a su fuente (Fernández), le dijo a Plager que "había cambiado de camiseta" -aludiendo a su pasado hiper K- y volvió a desparramar un clima enrarecido y de sospecha a dos días del banderazo opositor que tendrá un nuevo foco de atención para agraviar a la vicepresidenta. Todo eso bajo el silencio incómodo de Andy quien solo atinó a decir a Oyarbide que "dejara la copa de champagne a un costado" y siguiera con el programa. 

 

Más de Política