Política

Peli clase B: el INCAA pagó $300 mil por patos de plástico

La corrupción M que los medios macristas ocultaron. La Justicia investiga casos de sobreprecios, desvío de fondos, asociaciones ilícitas y enriquecimiento de más del 3.000% en las fortunas de funcionarios de Cambiemos.

Una investigación de Crónica TV y otra de C5N dejaron al descubierto los casos más obscenos de la corrupción M. Mientras el macrismo inflaba globos, endeudaba al país, crecía la pobreza, hablaba de "la pesada herencia" y fraguaba causas contra Cristina, los amigos de Mauricio Macri se llenaban los bolsillos.

Ni siquiera el INCAA se salvó de la corrupción M. La justicia investiga los desvíos en los subsidios al cine y sobreprecios en las contrataciones, entre los que figura la compra de un pato de plástico en 300 mil pesos, que se utilizó para vestir a un lobo de mar en Mar del Plata, y por la adquisición de dos sillas por 15 mil dólares.

Según las causas que ya se están investigando en la justicia, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales también utilizaba el dinero destinado a los subsidios al fomento de las producciones y cine nacional para colocarlos en la bicicleta financiera.

Otra de las causas que ya se analizan es la de la simulación de compra de viajes de funcionarios a París, adquiridos con fondos públicos, que en realidad se utilizaron para ir a ver el Mundial de Rusia 2018, en medio de una fuerte recesión, crisis económica, pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores y aumento de la desocupación que llevo a límites históricos los índices de pobreza.

Uno de los casos de corrupción más escandalosos, expuesto por C5N, es el del funcionario M que se hizo millonario con el tarifazo y aumentó su patrimonio 36 veces. Se trata de Jorge Grecco, ex secretario de Comunicación Pública de la gestión de Mauricio Macri.

El patrimonio total de Grecco en 2016 era de algo más de 3 millones de pesos, pero durante el gobierno macrista de disparó 3.587 por ciento, para cerrar el 2019 con una fortuna superior a los 108 millones. Y el descaro es tan grande que hasta presentó su declaración jurada consignado su nuevo patrimonio.

Más de Política