Denuncia filtración política en Colegio de Abogados

Por Por Aurelio Nicolella

Cuando dijimos un grupo de abogados que nuestra noble profesión estaba pasando por una grave crisis institucional no nos equivocábamos. Lo que asistimos a ver este viernes lo confirma, un allanamiento en la sede del colegio profesional de Avellaneda - Lanús.

Hoy los que se pelean de esa forma son el oficialismo que junto con esta nueva agrupación de abogados de orientación "moleista"fueron los que en su momento acordaron la creación del Colegio de Abogados de Avellaneda - Lanús, no con un fin descentralizador y de ayuda a los abogados, sinopara crear y resguardar sus propias quintitas. Otros abogados cansados de la inacción de un colegio estancado, feudalizado y cortesano como era el Colegio de Abogados de Lomas de Zamora pensamos que el cambio nos favorecería. Muchos matriculados vimos la posibilidad de crear algo distinto, con sentido gremial y social, en donde el abogado se acerque a la comunidad.

Hoy los que eran aliados se pelean entre sí, el oficialismo que no dudó en su momento en crear una Unidad Básica en el colegio de Abogados y el "moleismo" que, por temor a perder las elecciones en Lomas de Zamora, cedió el territorio pensando en la estrategia a futuro de desembarcar como lo está haciendo ahora en una forma asombrosa. Nadie duda que detrás de esta colonización esté la ayuda de un sector depolítico, como lo estuvo anteriormente.

Desde una visión gremial, muchos colegas, entre ellos la agrupación que forma parte "Abogados Progresistas de Avellaneda Lanús", la única que se enfrentó desde un principio al oficialismo del C.A.A.L., nos oponemos a la maniobra política partidaria pergeñada que tiene como finalidad el copamiento de nuestro Colegio de Abogados Avellaneda - Lanús a través del pase de abogados de un colegio a otro para que los mismos voten una lista sin pertenencia real a la jurisdicción.

Este tipo de acciones propias de partidos políticos buscan, más allá de la jurisdicción, irrumpir en las instituciones de los consejos y colegios de profesionales a efectos de acallar y debilitar la institución, impidiendo con ello una real y efectiva defensa de los derechos de los justiciables y de las fuerzas vivas de la sociedad, en un momento crítico en donde visualizamos un avance deliberado en materias como el derecho laboral, previsional, del consumidor, derechos humanos, etc.

Es vital tener un colegio de abogados fortalecido para respaldar el accionar de sus matriculados a la hora de interactuar en los distintos ámbitos en donde se propician retrocesos a las conquistas sociales y restricciones a los derechos obtenidos a lo largo de los años.

Por ello desde estos párrafos llamo y llamamos a todos los colegas con pertenencia a repudiar este tipo de eventos que lesionan la vida democrática de la institución y a trabajar juntos por un Colegio mejor insertándonos en la comunidad.