Conurbano

"Un pájaro me dijo que los mate a todos": una mujer apuñaló a sus hijos

Los vecinos de Pilar todavía no salen de su asombro: Verónica Beatriz Gaitán, de 30 años, fue detenida este mismo miércoles, acusada de haber asesinado a puñaladas a Thiago, su hijo de 11 años y herido a su hija de 6. "Un pájaro me dijo que los mate a todos y que me mate", fue lo único que pronunció la mujer al ser detenida por los efectivos. Claro está, estas declaraciones "no tienen valor judicial".

El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en la calle De la Cárcova al 2200, en la localidad de Villa Rosa. Allí, personal de la comisaría 6ta. de Pilar intervino luego de que un móvil que recorría la zona viera a la nena de 6 años herida y ensangrentada pidiendo ayuda en la calle. Los agentes pidieron apoyo y rápidamente entraron al predio que comprende dos viviendas.

En la del frente vive el suegro de la imputada, un hombre de 75 años. Mientras que en la casa de atrás, encontraron a Gaitán encerrada, con una cuchilla en su mano y múltiples manchas de sangre junto al cadáver de su hijo de 11 años. La mujer se había encerrado en el domicilio y los efectivos de seguridad esperaron a la llegada de su marido, un albañil que trabajaba en un country de la zona, para acceder al lugar.

Allí, los efectivos entablaron un diálogo con la joven de 30 años que duró varios minutos hasta que pudieron desarmarla y reducirla. Fue entonces que la mujer le dijo a los policías: "Un pájaro me dijo que los mate a todos y que me mate". Según las fuentes con acceso a la causa, estas declaraciones "no tienen valor judicial" debido a que no fueron hechas frente al fiscal Andrés Quintana, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2, quien quedó a cargo de la investigación.

Tanto Quintana como el personal de la comisaría 6ta. de Pilar y la Policía Científica realizaron las pericias en e lugar donde se cometió el crimen. Fuentes de la policía mencionaron que Gaitán les dijo que mató a su hijo debido a que "iba a ser llevado a un templo Umbanda". Si bien el fiscal esperará el informe de la autopsia, los médicos que revisaron las escena del crimen vieron que el nene de 11 años presentaba heridas de arma blanca en el pecho, el cuello y la cabeza.

La más pequeña, de seis años, también tenía heridas de arma blanca en su pecho, piernas y brazos por las cuales tuvo que ser traslada por personal policial a la sala de Primeros Auxilios local. De allí fue derivada a un hospital donde quedó internada, aparentemente fuera de peligro, según comentaron los voceros.

Fuentes judiciales indicaron que el fiscal Quintana todavía buscan esclarecer el móvil del filicidio y del ataque de la mujer - que quedó imputada por "homicidio y lesiones agravadas por el vínculo" contra su hija, pero ya ordenó que los peritos evalúen su salud mental para ver si está en condiciones de ser indagada. El primer dictamen psiquiátrico indicó que "existe riesgo cierto e inminente para sí y para terceros", por tal razón Quintana ordenó su internación bajo custodia policial.


Más de Conurbano