Sociedad

Vivía en Italia, por la cuarentena quedó atrapado en Mar del Plata y lo mataron

La víctima tenía 48 años y vivía hacía dos décadas en Milán. Delincuentes que habían robado a su vecino del barrio Las Canteras le pegaron un disparo en el abdomen.

Lucas Esteban Fernando Maniglia fue asesinado este domingo en Mar del Plata  luego de recibir un disparo en el abdomen por unos asaltantes que habían robado a su vecino del barrio Las Canteras, una zona de quintas ubicada en el límite sudoeste de la ciudad.

Maniglia tenía 48 años, nació en Buenos Aires y hace dos décadas se fue a vivir a Italia con la que era por entonces su mujer. Allí tuvo un hijo, Patricio, quien hoy tiene 19 años. Residió en Milan y se dedicó al grabado de metales con láser. En diciembre pasado había regresado al país para pasar las fiestas con sus familiares y con el proyecto de comprar una casa en Mar del Plata. El cierre de fronteras, producto de las medidas preventivas tomadas por la pandemia de coronavirus, lo obligó a quedarse la ciudad.

Como el fuerte de su trabajo eran los meses de octubre, noviembre y diciembre, ahora que podía estaba evaluando partir rumbo a Milan. "Están tomando casas en la zona y tengo miedo de irme y que se me metan", le comentó a una amiga cuatro días antes del episodio que terminó con su vida, según informó el diario La Capital.

Este domingo a la madrugada, el hombre escuchó gritos y salió a ver qué pasaba, alumbrando el camino con su celular, ya que había un corte de luz en la zona y no se veía nada. Comenzó a recorrer los 40 metros de jardín que separaban la puerta de su vivienda con la vereda. Sin embargo, del otro lado de la ligustrina le dispararon.

Cinco delincuentes armados, que se movilizaban a bordo de una camioneta Renault Duster blanca, ingresaron a una vivienda ubicada en calle Chacahuac al 6300, en el barrio Las Canteras y golpearon brutalmente a un joven que vive ahí. Le robaron electrodomésticos, una computadora, una PlayStation, dinero en efectivo y su auto, un Peugeot 408. Al momento de la fuga, dispararon contra la las casas vecinas.

Lucas fue víctima de uno de esos disparos: recibió una herida de arma de fuego en el abdomen y fue socorrido por su vecino. Luego, el SAME lo trasladó de urgencia al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) de la localidad, pero llegó sin vida.

La investigación del hecho, caratulado como "homicidio en ocasión de robo", quedó a cargo del fiscal Leandro Arévalo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Mar del Plata, quien estuvo presente en el lugar, al igual que personal de la Dirección Departamental de Investigaciones y Policía Científica.

Los padres de la víctima, que viven en Núñez, en la Ciudad de Buenos Aires, fueron avisados por la Policía del crimen y viajaron este domingo a la ciudad balnearia a la espera de que les entreguen el cuerpo de su hijo, para trasladarlo a Buenos Aires y darle el último adiós.

Más de Sociedad