Política

El Gobierno, mediador en la Guerra Fría entre Larreta y Kicillof

El Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, encabeza una reunión con funcionarios de distintas áreas de Nación, Ciudad y Provincia de Buenos Aires en Casa Rosada. Restan definir los pasos a seguir de la cuarentena obligatoria, que vencerá el próximo domingo 7 de junio. Está claro que el aislamiento seguirá dos semanas más, como mínimo, sobre todo en el AMBA.

La rosca de la política puede que esté dormida, anestesiada por un rato ante los acontecimientos que obliga el covid-19 y la pandemia que azota al mundo. Sin embargo, una chispa sirve para reavivar las diferencias profundas que existen entre el oficialismo y la oposición. Es real que el tono y el mensaje de Alberto Fernández, que sentó en la misma mesa los dos extremos de la política argentina, representados por Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, tiene algunos pasajes donde pierden el carril central y ambos se disparan para los dos costados del Presidente. 

LEER MÁS Un funcionario de Kicillof pidió volver al aislamiento más duro en la Provincia

Ante una declaración que no está en los planes y hasta el propio Gobernador de la Provincia de Buenos Aires salió a aclarar que no tenía caracter oficial, volvió a surgir la grieta entre la cuarentena más dura, que ya expuso Kicillof, y la apertura de un gran número de comercios que el Jefe de Gobierno porteño puso en práctica y a los pocos días debió dar marcha atrás, sin estar convencido, ante el pedido del Jefe de Estado.

"La voluntad es abrir todo lo posible, lo antes posible. Pero convivir con el virus significa que hay que hacerlo en la medida en que tengamos la seguridad de que no se va a desmadrar el sistema. Los datos en todo el mundo marcan que no hay ningún sistema sanitario que resista a la apertura total. Mientras tanto, vamos a convivir con este peligro. Yo no me lavaba las manos como ahora. A todos nos gusta juntarnos a comer con amigos. Toda la adaptación es dolorosa y molesta, porque implica una pérdida. Hoy reunirse implica un riesgo, para uno y para los otros. Y eso no lo podemos obviar", manifestó el Gobernador y dejó su postura bien marcada. 

En el otro lado de la historia, Larreta y su entorno dicen por lo bajo que no darán un paso atrás. Ya no le gustó nada tener que aceptar cerrar un 40% de los comercios que había autorizado a reabrir sus puertas, por lo que su idea es no ceder ante las presiones del jefe político del Conurbano. "Horacio es así, nunca lo vas a ver levantando el tono. Pero está recibiendo presiones, de alguna manera les tenemos que responder. Siempre con su estilo, jamás se va a levantar de una mesa y hacer un escándalo", puntualizan al La Nación una fuente cercana a Larreta.

REUNIÓN EN CASA ROSADA

El Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, recibió en Casa Rosada a funcionarios de la Nación, la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires para definir como continúa la cuarentena, luego del fin de esta etapa el domingo 7 de junio. El nuevo encuentro se enmarca en el crecimiento de los casos en el área metropolitana.


Esta nota habla de:
Más de Política