Deportes

El Loco Gatti dice que zafó del coronavirus ¡comiendo mandarinas!

"Sentí que me moría en el hospital", dijo el "Loco" Hugo Orlando Gatti, gloria de Boca Juniors, tras recuperarse de coronavirus, en un hospital de Madrid.

¡Cosa de locos! Hugo Orlando Gatti -¿hace falta decir arquero, gloria de Boca, de Gimnasia y de la Selección Argentina?- dijo hoy que sintió que se "moría ahí" después de haber estado once días internado en un hospital de Madrid, cuando estuvo afectado por coronavirus covid-19.

Mirá lo que dijo el Loco acerca de su padecimiento: "Nunca imaginé que estaba enfermo. En el hospital tiraba las pastillas que me daban y las enfermeras se daban cuenta. Tenía una cara de loco. Sentía que me moría ahí. No podía ni caminar. Tiraba cosas al piso para ver si venía alguien. Lo único que hacía era comer mandarinas, creo que eso me curó".

Dijo que le hacían el "chiste del fiado": "En el hospital, todos los días preguntaba 'cuándo me voy' y me decían 'mañana'". 

"Ahí el doctor me dijo que estuve por morir, y no lo podía creer. Después me llamó el jefe, (en referencia a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid), y ahí creí que estaba por morir. Pero yo nunca sentí nada", contó Gatti.

El gran Hugo, de 75 años, participa desde hace años en el popular programa español El Chiringuito TV, en el que se discute de fútbol.

Gatti fue internado en una clínica privada madrileña el 24 de marzo con un cuadro de neumonía bilateral. El 2 de abril, tras un testeo PCR, le detectaron coronavirus.

Así lo contó el Loco: "Fui a revisarme porque me pidió mi hijo. Yo no sentía nada. No me dijeron qué tenía, sólo que tenía que quedarme ingresado en el hospital. Le firmé el papel al médico en el que decía que me hacía cargo y me fui del hospital. El taxista no quería llevarme. Nunca tuve un dolor. Me di cuenta cuando me lo dijeron".



Esta nota habla de:
Más de Deportes
El número uno del tenis mundial, y Jelena Ristic arrojaron resultados negativo en un nuevo test de coronavirus al que fueron sometidos en Belgrado, 10 días después de que ambos se contagiaron en la exhibición denominada Adria Tour, donde quedaron en el ojo del huracán por haber generado al menos ocho contagios.
Djokovic y su esposa dieron negativo al segundo test de covid-19