Mundo

Detuvieron una maestra por emborrachar a alumno para abusarlo

Ocurrió en Estados Unidos. La docente podría recibir hasta un año de cárcel por la ofensa sexual, que se considera un delito de cuarto grado. La madre del adolescente puso una orden de restricción.

Una joven de 25 años que trabajaba como maestra suplente en una escuela de la ciudad estadounidense de Baltimore, se entregó a la policía tras las acusaciones que pesan sobre ella por haber intentado emborrachar a un alumno de secundaria para que tuvieran sexo.

El estudiante, cuya identidad no fue revelada por protección, rompió el pacto de silencio que tenían entre ambos de no revelar información con respecto a esta cuestión y la denunció el último 4 de junio último.

La acción de la mujer fue considerada una ofensa sexual de cuarto grado, que es un delito menor que se castiga con hasta un año de cárcel, y que cataloga a los acusados como delincuentes sexuales.

Según la investigación, todo habría comenzado en mayo último cuando Mercedes Boeberg y el adolescente, intercambiaron números telefónicos. Desde ese momento, los encuentros entre ambos fueron casi a diario.

La policía alegó que durante esas reuniones la profesora de 25 y su alumno participaron en diversas actividades sexuales, donde casi nunca faltaban las bebidas alcohólicas.

"Ocurrió en otro lugar, fuera de las instalaciones de la escuela. La maestra se había puesto en contacto inicialmente con el estudiante al enviarle un número de teléfono. Algunos mensajes de texto eran subidos de tono, y con el tiempo ambos desarrollaron una relación, hasta que el alumno decidió ir a la policía", detallaron los oficiales en un comunicado.

Luego de que las autoridades de North County High School se enteraran del escándalo, se tomó la decisión de despedir a Boberg.

"Las personas que se aprovechan de los estudiantes simplemente no tienen cabida en nuestro sistema escolar", declaró Bob Mosier, director de las escuelas del condado Anne Arundel.

Un día después de su detención, la madre del adolescente presentó una orden de restricción en contra de la profesora para que las autoridades impiedieran volver a acercársele.

"Durante los últimos 20 días, mi hijo ha sido manipulado para tener una relación sexual (con) su maestra sustituta", escribió la madre en la solicitud de la orden, que hasta el momento se desconoce si fue concedida.


Crónica 

Más de Mundo