Lanús

Detienen al loco que festejó año nuevo a los tiros

El hombre de 60 años, que fue detenido tras el violento episodio en esa ciudad bonaerense, le comentó al fiscal las razones por las cuales tomó esa determinación y se quiso quitar responsabilidad.


El hombre de 60 años que fue detenido en la localidad bonaerense de Lanús, tras disparar reiteradamente con dos armas contra sus vecinos, aseguró este miércoles que lo hizo porque le molestaba que tuvieran la música alta.

Fuentes judiciales informaron que José Víctor Lorizzo fue indagado por el fiscal Jorge Grieco, tras lo que el titular del Ministerio Público le pidió al Juzgado de Garantías interviniente, que convierta la aprehensión en detención.

Lorizzo está imputado por "amenazas agravadas por el empleo de armas, portación ilegal de arma de guerra para cuya tenencia estaba autorizado y resistencia a la autoridad, todo en concurso real".

Respecto de las armas, las fuentes explicaron que el hombre tiene las credenciales para la tenencia, pero no podía salir ni usarlas en la calle.

El hecho se produjo el martes, aproximadamente a las 3, cuando Lorizzo salió a la puerta de su casa, situada en Oncativo al 1600, esquina Tucumán, de la mencionada localidad del sur del conurbano.


El sujeto comenzó a gritarle a sus vecinos mientras portaba un arma de fuego en cada mano y, de repente, empezó a disparar, mientras su esposa estaba detrás de él, según se puede apreciar en imágenes captadas por las cámaras del municipio.

Una operadora del centro de monitoreo observó la situación, dio el alerta y seis móviles fueron enviados al lugar, pero al llegar, el hombre intentó escaparse ingresando en su casa, en tanto la mujer trató de impedir la captura, dijeron fuentes policiales.

Finalmente, se logró reducirlo en el garaje de la vivienda y en su poder se secuestraron dos armas de fuego: una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros con siete municiones en su cargador y un revolver Taurus con cuatro proyectiles en su tambor y dos vainas servidas.

También se detuvo a la esposa, identificada como María Rosa Spina, por tratar de impedir el paso al personal policial.

En la calle, los efectivos se incautaron de dos vainas servidas de un calibre 9 y el matrimonio fue trasladado a la comisaría segunda de Lanús, desde donde la mujer recuperó la libertad poco después.

Esta nota habla de:
Más de Lanús