Economía

Casi la mitad de nuestros chicos son pobres

Son al menos 6,3 millones los menores de 18 años que carecen de uno o más derechos básicos, como lo son la educación, protección social, vivienda adecuada, saneamiento básico, acceso a agua potable y un hábitat seguro.


Al menos 6,3 millones de niños carecen de educación, hábitat seguro, agua potable, protección social, vivienda adecuada y saneamiento

  •                 

De acuerdo a un estudio presentado hoy por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), el 48% de los niños y adolescentes en nuestro país son pobres por tener, al menos, un derecho básico insatisfecho. Del escrito también se desprende que el 42% de los chicos vive en hogares insuficientes, es decir, en viviendas donde los ingresos no alcanzan para cubrir una canasta básica de bienes y servicios alimentarios.

Son al menos 6,3 millones los menores de 18 años que carecen de uno o más derechos básicos, como lo son la educación, protección social, vivienda adecuada, saneamiento básico, acceso a agua potable y un hábitat seguro.

En cuanto a las diferentes variables multidimensionales se determinó que la mayor parte de los chicos que padecen privaciones se encuentra en hogares monoparentales (52%), es decir, en aquellos manejados por mujeres solas u hombres solos.

"Tenemos una fuerte preocupación por la realidad que están viviendo millones de niños en la Argentina porque se dan valores muy elevados de índices de pobreza que tienen un fuerte impacto", expresó Sebastián Waisgrais, especialista de Monitoreo e Inclusión Social de Unicef Argentina.

Diferencias según el territorio

El estudio presentado por Unicef realiza una diferenciación entre regiones. En el Gran Buenos Aires, por ejemplo, la mayor parte de las falencias que padecen los niños es la falta de agua potable, el hábitat saludable y el saneamiento.

Por su parte, en el sur del país la protección social y los problemas de hábitat se presentan como los más relevantes. En el NOA y el NEA las principales falencias giran en torno a problemas de saneamiento, el agua y el hábitat. Y en Cuyo y Centro del país se perciben mayores problemas en los niños que tienen deficiencia en la protección social, educación y saneamiento.

Esta nota habla de:
Más de Economía