24Con Investiga

La ordenanza que hizo recular a Sabbatella

Los proteccionistas de animales exigieron la anulación de un proyecto municipal. Qué dice el oficialismo y qué hizo el intendente.

A mediados de febrero, en una sesión extraordinaria del Concejo Deliberante del partido de Morón, se aprobó la ordenanza que hizo saltar con los tapones de punta a las asociaciones protectoras de animales.

El motivo de la rabia fue que dos artículos del extenso documento permitían al Centro de Zoonosis municipal entregar animales a laboratorios científicos para que sean usados con fines experimentales. Según informó a 24CON el encargado de prensa del HCD, Guillermo Herzel, el proyecto había sido “impulsado desde Ejecutivo y fue analizado en conjunto con el Colegio de Veterinarios y el área de Zoonosis”.

La polémica se generó al poco tiempo que trascendió la ordenanza. Y como consecuencia del encarecido pedido de decenas de proteccionistas y algunos vecinos, el mismo intendente Martín Sabbatela ordenó el viernes pasado la modificación de los incisos en cuestión.

Foto de Zoonosis de Morón tomada por Acción Vegan

“Más allá de los cuestionamientos que se hicieron, lo que decidimos fue estudiar la totalidad de las objeciones que se habían hecho. Para nosotros era una cuestión de formas, a título personal disiento con algunas opiniones. No es que mandemos a matar animales. El perro tenía que tener una determinada edad y estado de salud y tendría que haberse dado una serie de requisitos. Encima esto adhiere a leyes provinciales y nacionales”, dijo Herzel. A su vez, agregó: “Como suele ser bastante frecuente para este Concejo y este Gobierno, fuimos permeables con los pensamientos de la comunidad”.


En cambio, las opiniones de las asociaciones fueron distintas. Como la que explicó la activista vegana Evangelina Lemos en diálogo con este medio: “La gente por ahí ni se entera de la ordenanza, y un animal que se perdió tal vez sea agarrado por el Zoonosis del municipio y si nadie lo va a buscar lo pueden someter a una tortura. Eso no se puede permitir”.

A su vez, la referente del Centro de Zoonosis de Ituzaingó, Graciela Bernaccia, señaló que esta es una ley “antiquísima” y que se “retrocede” a décadas anteriores. Otras fuentes insinuaron que la problemática se debía a que en Morón habría sobrepoblación de perros, ya que desde hace 5 años allí está prohibida la eutanasia o sacrificio de animales. Por otra parte, también reconocieron a 24CON que se estaría produciendo un mal manejo del Zoonosis de Morón, a cargo de los nuevos directivos.


Por su parte, el presidente del bloque Nuevo Morón, Hernán Sabbatela, reconoció a 24CON: “Es una práctica que nunca hacemos ni nunca vamos a hacer. Apenas ingrese el proyecto vamos a convocar a una sesión extraordinaria. Es un estado que da respuesta y promueve el diálogo”.

Aunque la iniciativa de modificar los incisos no tuvo buen resultado. Y los más de 100 correos electrónicos pidiendo la anulación de la ordenanza tomaron fuerza y se derivó en una protesta frente a la municipalidad del distrito, organizada para este miércoles 4 de marzo.
Notas Relacionadas
Una ordenanza de Sabbatella desató la ira de entidades proteccionistas: podrían disponer de animales para experimentación. ¿Un eufemismo para decir que los torturan y los matan?
Los "animales" que torturan a las mascotas