Gabinete muy caliente

Tras las piñas, volvió la paz a Tres de Febrero

El director de Servicios Urbanos de la Municipalidad de Tres de Febrero, Miguel Mulak, continúa en su cargo a pesar de la fortísima discusión, que incluyó golpes de puño con el presidente del Concejo Deliberante, Agustín Ciorciari.

Por Alejandro Cancelare
Como era de suponer, el intendente Hugo Curto no se dio por enterado del cruce de acusaciones y posterior agresión de Ciorciari hacia Mulak producida a unos 30 metros de su oficina, dentro de la Secretaría General, y permitió que todo continuara como si nada hubiese ocurrido.

Las relaciones en el entorno del jefe comunal nunca fueron óptimas, pero las diferencias siempre quedaban aplacadas por la conformidad que tienen los integrantes del gabinete en continuar en un ambiente amparado por la fortísima cobertura política de Curto, quien además de eso garantiza, hasta el momento, triunfos electorales.

La novedad se produjo cuando tras la última reunión de gabinete todos los participantes se trasladaron desde la Privada del intendente a la Secretaría General. Allí Ciorciari comenzó con las recriminaciones hacia Mulak, acusándolo de querer tomar mayores atribuciones que las que les corresponden y dejando instalada la sensación que buscaba otro tipo de beneficios tras su afán fiscalizador. La respuesta del director no se hizo esperar y le espetó tener vínculos que exceden al del Presidente del Concejo Deliberante y lanzó otras furibundas acusaciones sobre el cambio de empresa de recolección, que dejó de ser CLIBA y ahora es Covellia.

El titular del legislativo comunal no se pudo contener y lanzó un cross contra el rostro de Mulak que casi lo dobla en tamaño y que, atónito, saltó para responderle. Recién de varios intentos, entre cuatro funcionarios y empleados, pudieron frenar al iracundo funcionario.

Continuará...
¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante