Política

Allanan la empresa de Paolo Rocca

La Policía de la Ciudad allanaba por orden judicial, la empresa Techint ubicada en pleno microcentro porteño, a raíz de una investigación por su supuesto pago de soborno trasnacional en Brasil que involucra a la empresa.

La Policía de la Ciudad allanaba este mediodía por orden judicial, la empresa Techint ubicada en pleno microcentro porteño, a raíz de una investigación por su supuesto pago de soborno trasnacional en Brasil que involucra a la empresa del empresario italo-argentino Paolo Rocca.

La orden de allanamiento fue impartida por el juez federal Sebastián Ramos para buscar documentación en la empresa.

La causa es una denuncia de la Procelac, el organismo anti lavado, que acusó que Techint a través de su filiar en Brasil Engenharia Construcoes (TEBRA) entre 2009 y 2014 sobornó al presidente de la empresa de energía atómica Electronuclear, el funcionario público Othon Luiz Pinheiro Da Silva, para acceder a la construcción de la Central Nuclear Almirante Álvaro Roberto conocida como Angra III en Río de Janeiro.

Según la acusación, "Ingeniería y Construcción", contratista de Electronuclear -subsidiaria del grupo eléctrico Electrobras- habría efectuado junto al grupo de empresas que en Brasil conforman el consorcio ANGRAMON ( UTC Ingeniería SA, Constructora Norberto Odebrecht S.A., Constructora Andrade Gutierrez SA, Constructora Camargo Correa SA, Constructora Queiroz Galvao SA y EBE) esos pagos indebidos.

El ahora ex presidente de Eletrobras Othon Luiz Piñeiro Da Silva habría recibido por intermedio de su empresa Aratec, alrededor de 4,5 millones de reales en concepto de sobornos por parte de dicho consorcio, para lograr la adjudicación de la obra ANGRA III.

Más de Política
De cara a la celebración en Santa Rosa el equipo de campaña viralizó en redes una serie de afiches con históricos personajes peronistas a color para mostrar la unidad del movimiento nacional justicialista de cara a las elecciones. Miralos todos acá.
Los ocurrentes afiches peronistas del Frente de Todos
Juan Perón sabía que la Argentina era una presa de esa batalla entre el imperialismo saliente, Inglaterra, y el naciente, los Estados Unidos. Su impacto en estas tierras no se hizo esperar. El regordete y rubicundo embajador norteamericano, Spruille Braden, detestaba el ascenso del nacionalismo argentino. Había aterrizado en Buenos Aires el 21 de mayo de 1945 y su tarea era, precisamente, liderar la oposición contra los militares encabezados por Perón porque su país no confiaba en su tardía declaración de guerra contra el Eje.
Desde los tiempos de la Revolución Mexicana hasta la mediados del siglo XX ningún otro proceso político y social como el peronismo impactó tanto en América Latina. A pesar de tener como enemigos a las corporaciones mediáticas internacionales que lo tildaban de dictadura facistoide, había surgido como movimiento popular con la insurrección de los trabajadores fabriles del 17 de octubre de 1945 para liberar a Perón, prisionero del ala gorila del ejército. Meses después, llegan al gobierno en los primeros comicios democráticos desde el golpe militar de 1930 para compartir el poder con sectores de la mediana burguesía y la industria nacional. Juan Perón era el mentor y líder de una original revolución social de vocación latinoamericanista, que comenzaba a cambiar la Argentina desde una alternativa emancipatoria.
El discurso de Perón del 17 de octubre de 1945