Sociedad

Auto chocó contra un árbol y se partió: cuatro muertos

Cuatro personas murieron y una quinta resultó gravemente herida luego de que el auto en que viajaban se estrellara contra un árbol y se partiera por la mitad, en el este de la provincia de Tucumán.

Las víctimas son los hermanos Gabriel y Manuel Contreras; el sobrino de ambos, Santiago Contreras, de 13 años, y Jesús Juárez, informaron anoche voceros de la Policía a la agencia Télam. 

El conductor del auto y padre del menor fallecido, Miguel Alberto Contreras, resultó gravemente herido y fue trasladado al hospital Padilla donde quedó internado, de acuerdo con el parte médico difundido por las autoridades del centro de salud.

El accidente ocurrió en la avenida Islas Malvinas, en el ingreso principal a la localidad de Colombres, del departamento tucumano de Cruz Alta, cuando por causas que se procuran establecer en las que el conductor perdió el control del vehículo y se estrelló contra un árbol.

A raíz del impacto, el auto se partió por la mitad y provocó la muerte en el acto de los hermanos Contreras y de Juárez, mientras que el menor de edad fue trasladado al Hospital de Niños, donde falleció horas después a raíz de las lesiones sufridas.

El jefe de la Unidad Regional Este de la Policía, Julián Condorí, informó que "cuando llegamos al lugar encontramos a tres personas que estaban sin vida; otra había sido expulsada del vehículo y la restante estaba aprisionada entre la estructura metálica y el árbol".

Condorí señaló que procuran determinar las causas del accidente y cómo el auto terminó impactando con tanta violencia al punto de partirse por la mitad.

Más de Sociedad
El músico de 46 años asesinó de cuatro balazos a Cristian Díaz en el barrio Samoré, Villa Lugano, donde vive. "Lo maté porque era él o yo. Cualquier animal hubiera hecho lo mismo", confesó con brutalidad ante los medios cuando se entregó tras estar prófugo durante 26 horas. Pero se negó a declarar ante el juez Martín Yadarola. Detenido en Ezeiza, le podrían corresponder 25 años de prisión.
La mamá de Pity lo defiende: "Cristian no es un asesino"