Manu Ginóbili, el abanderado olímpico

La espera ya se terminó y el Comité Olímpico Argentino designó al mejor jugador de básquet argentino para encabezar el desfile inaugural del 8 de agosto, día de inicio de los Juegos en Beijing.

Juan Curuchet, Emanuel Ginóbili, Luciana Aymar, Santiago Fernández y Carlos “Camau” Espínola, eran los nombres que sonaron para llevar la bandera nacional durante la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Beijing. Pero al fin y al cabo el jugador de San Antonio Spurs y medallista olímpico en Atenas 2004 será el encargado de pasear la celeste y blanca por el Estadio Olímpico del país asiático.

Todos los deportistas nombrados también merecían portarla, pero el error del Comité Olímpico Argentino de no citar a ningún representante del básquet en el relevo de la antorcha olímpica que se realizó en abril por la Ciudad de Buenos Aires, le daba el pié necesario para que se elija al mejor jugador de todos los tiempos para encabezar el desfile. Cabe destacar que en el relevo participaron deportistas que pertenecen a disciplinas que nunca formaron parte del movimiento olímpico.

De la mano del “Manu”, Argentina obtuvo la segunda medalla dorada en los juegos de Grecia, ya que horas antes la habían conseguido los chicos del fútbol, dirigidos por Marcelo Bielsa, tras ganarle a Paraguay 1-0 con gol de Carlos Tévez. La selección de Rubén Magnano le ganó la semifinal a los Estado Unidos (con jugadores NBA), la final al conjunto italiano, y lograron el mayor éxito del básquet latinoamericano.
¿Quiere recibir notificaciones?
Suscribite a nuestras notificaciones y recibí las noticias al instante