General Rodriguez

La distribuidora Edenor detectó en un club de polo de la localidad bonaerense de General Rodríguez conexiones clandestinas que permitían el suministro de electricidad en la iluminación pública, las caballerizas y las bombas de riego para el mantenimiento de los campos.
Un club de polo exclusivo vivía colgado de la luz