El lado oscuro de Biden: comportamiento lascivo, manoseos a niñas y denuncias por acoso sexual

Luego del papelón mundial de las elecciones en EEUU, el triunfo de Joe Biden acarrea luces y sombras. Tras las celebraciones, se le recordaron al líder las controversiales causas de acoso sexual que penden sobre su figura y la viralización de videos donde el ex senador toca a niñas.

"This is not normal". Esto no es normal. Así fueron calificados -al menos en primera instancia- los videos en los que el flamante presidentes de los Estados Unidos aparece tocando a niñas de forma inapropiada. Tan lascivos que Twitter se sonrojó y los borró. La verdad es que los videos son perturbadores. Y aparecen por docenas en Youtube.

A mediados de septiembre, la Agencia Sputnik publicó que varios internautas denunciaron a través de sus redes sociales que Twitter estaba eliminando unos vídeos donde el -por entonces- candidato a la presidencia de EEUU Joe Biden "aparentemente toca a las hijas y nietas de los legisladores del congreso mientras tomaban juramento".

Claro, estos vídeos no eran para nada nuevos, ni tomados con cámaras ocultas, ni de dudosa procedencia. No. Fueron publicados por la emisora C-Span en 2015, y se hicieron virales a escasos meses de las elecciones presidenciales.

?En el vídeo, Joe Biden aparece tomando del brazo a una niña para tomarse una fotografía junto a otros políticos tras lo cual le habla cerca del oído y le da un beso, disimuladamente la mujer que se encontraba cerca de la niña la aparta. Las imágenes duran poco más de 12 minutos con muchas otras situaciones similares.

¿Qué hizo Biden? Salió al cruce de las acusaciones de abuso y tocamientos indebidos, y las negó rotundamente. Sin embargo, las expresiones e incomodidades de las mujeres hablan por sí solas.

Sin embargo, esto no termina en un "posible malentendido". Ocho mujeres denunciaron haber sido "incomodadas" por Biden. El Business Insider señaló en su momento el caso de Tara Reade, ex ayudante del Senado, que en marzo de este año denunció públicamente que Biden la acosó sexualmente mientras trabajaba para él en 1993.

Reade, de 56 años de edad, trabajó como parte del equipo de Biden entre 1992 y 1993, cuando él era senador por el estado de Delaware. En entrevistas recientes ha dicho que un día en 1993, después de que ella le entregara su bolso del gimnasio, su antiguo jefe la empujó contra una pared y metió sus manos bajo su falda y camisa, publicó la cadena BBC.

"No hubo un diálogo realmente, él simplemente me puso contra la pared", comentó Reade durante una entrevista para un podcast en marzo.

"Recuerdo que todo ocurrió de pronto... Sus manos estaban sobre mí y bajo mi ropa", señaló y agregó que, en ese momento, él la penetró con sus dedos.

"Recuerdo que él decía, primero, mientras lo hacía: '¿Quieres ir a otro lugar?'. Luego me decía, cuando me aparté: 'Vamos, escuché que yo te gustaba'", dijo Reade. "Esa frase se me quedó grabada", añadió.

Este 9 de abril, Reade presentó una denuncia penal ante la policía, diciendo que había sido víctima de una agresión sexual pero sin nombrar a Biden.

Reade sería la única que asegura haber sufrido una agresión de este tipo, mientras que las otras siete explican que vivieron "momentos de incomodidad", tal como lo señalan Caitlyn Caruso o Ally Coll, quienes criticaron que el famoso demócrata las abrazó durante "demasiado" tiempo. 

Caruso dijo -en 2019- que Biden le puso la mano sobre su muslo, durante un evento en Nevada, en 2016. Ally Coll asegura haber sufrido un caso de similares características. Trascendió que este tipo de sucesos hicieron que a Biden se lo apode como "el siniestro tío Joe".

Hace un año, la política demócrata Lucy Flores denunció públicamente haberse sentido "incómoda, asqueada y confundida", después de que Biden la besara en la nuca en un acto de campaña.

Amy Lappos, declaró que el político le había agarrado la cara con ambas manos y había frotado su nariz con la de ella. Y así se suman testimonios.

Más tarde, Biden minimizó las acusaciones de la peor manera: bromeando. En abril de 2019 Biden habló en la Conferencia de Construcción de la Hermandad Internacional de Trabajadores Eléctricos en Washington, DC. Antes de comenzar su discurso, dijo: "Sólo quiero que sepas. Tenía permiso para abrazar a Lonnie". Se refería al presidente de IBEW, Lonnie Stephenson, que acababa de presentarle.

Minutos más tarde, y compartiendo el escenario con niños y niñas disparó entre risas: "Por cierto, él me dio permiso para tocarlo". En una nota publicada en la CNN, el actual presidente dijo que "no se sorprendería" si otras mujeres presentaran acusaciones sobre que las hacía sentir incómodas.

Biden dijo que "cientos y cientos de personas que se comunican conmigo, que no conozco, dicen exactamente lo contrario". "Nunca pensé que la política fuera fría y antiséptica. Siempre pensé en conectar con la gente, como dije, con un apretón de manos, poniendo las manos en el hombro, un abrazo, y ahora, todo se trata de tomar selfies juntos. Ya sabes, las normas sociales han comenzado a cambiar, han cambiado, y los límites de la protección del espacio personal se han restablecido, y lo entiendo, lo entiendo".

"Escucho lo que están diciendo, lo entiendo, y seré mucho más consciente, esa es mi responsabilidad. Mi responsabilidad, y lo cumpliré", dijo en su momento. Hasta el legendario programa Saturday Night Live le dedicó minutos al tema.

Temas