La justicia brasileña apretó a Bolsonaro sobre el cambio de conteo de cifras de coronavirus

Mientras la fiscalía brasileña acorrala al mandatario local por causa de la modificación en el conteo de muertos y contagios, en el resto de Latinoamérica la pandemia sigue su propagación. Enterate de toda la situación regional.

La Fiscalía brasileña le dio un plazo de 72 horas al Ministerio de Salud de Jair Bolsonaro para que explique por qué modificó la metodología de divulgación de datos sobre la pandemia del coronavirus.

La decisión de Bolsonaro fue condenada por opositores y expertos médicos. Además, en este contexto, seis capitales regionales -San Pablo, Río de Janeiro, Fortaleza, Belém, Manaos y Recife-, que concentran el 45% de las más de 35.000 muertes por Covid-19 del país, comenzarán esta semana a relajar la cuarentena.

Esto fue visto por los expertos en políticas sanitarias como "una negligencia". Brasil es el segundo país con más casos en el mundo, solo detrás de Estados Unidos.

El ministro interino de Salud, general Eduardo Pazuello, deberá presentar una explicación formal en 72 horas. El argumento para cambiar el formato de conteo, es el de evitar "subnotificaciones" e "inconsistencias" del reporte diario.

El sábado Bolsonaro restringió la publicación de los datos de casos y muertes por coronavirus. El sitio del Ministerio de Salud destinado para la divulgación de los datos estuvo por fuera del aire casi 24 horas y cuando volvió a operar, el nuevo formato ya no tenía los datos completos y tampoco permitía descargar los archivos con más detalles del acumulado por regiones, estados y ciudades, como se podía hacer antes.

El último boletín real reportó que en las últimas 24 horas hubo 904 decesos y 27.075 nuevos infectados. En consecuencia, las cifras totales serían 672.846 contagios y 35.930 muertes.

En tanto, el último polémico boletín recogió 164 muertes y 5.974 nuevos positivos, muy lejos de los 1.005 muertos y 30.830 nuevos casos de los que se informó el viernes, y de los 1.492 decesos y 31.890 positivos de los que se dio cuenta el jueves.

PERÚ

Con más de 191.000, Perú ya es el octavo país con más casos de coronavirus en el mundo.

El último registro consignó 4.358 positivos en las últimas 24 horas y suman 191.758 desde el comienzo de la pandemia.

Además se registraron 5.301 muertes por coronavirus (139 en el último día) y 9.500 pacientes internados (1.062 de ellos en terapia intensiva).

Lima seguía siendo por lejos la zona más afectada, con 112.974 casos (58,9% del total).

ECUADOR

El gobierno local anunció que a la información oficial sobre los casos de coronavirus agregará datos sobre el síndrome inflamatorio multisistémico, una enfermedad a la que están más predispuestos los menores que contraen la primera, según alertó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De los 42.728 casos confirmados (622 en las últimas 24 horas) de coronavirus que contabilizaba Ecuador, 1.382 son menores de 19 años (3,2% del total).

Por otra parte, el país sumaba 3.608 muertes confirmadas por el virus (16 en el último día) y otras 2.429 sospechosas de haber tenido la misma causa, en tanto 4.250 personas ya se curaron luego de haberse infectado.

Ecuador pasará del aislamiento masivo al distanciamiento físico, con el levantamiento paulatino y coordinado de las restricciones.

COLOMBIA

Con 60 muertes en las últimas 24 horas, Colombia informó sobre un nuevo récord diario de decesos por coronavirus, que elevó el total a 1.205.

Las autoridades manifestaron su preocupación por el avance desenfrenado de la pandemia en la ciudad caribeña de Barranquilla, a tres meses del primer caso en el país.

En la última jornada, se detectaron también 1.392 nuevos casos en el país, que acumuló 38.027 contagios desde el inicio del brote, según el último reporte del Ministerio de Salud.

Barranquilla tiene 6.141 infectados, de los cuales el 42% fue confirmado en la última semana.

A nivel nacional lo supera Bogotá, con 12.564 casos, con la diferencia de que la capital colombiana tiene unos 7,5 millones de habitantes, el triple de este departamento.

CHILE

Chile vive jornadas dramáticas en el marco de la pandemia del coronavirus, con cerca de 1.500 personas fallecidas y unos 123.499 contagios, que sitúan la mayor preocupación es la disponibilidad de camas en unidades de cuidados intensivos.

Sin embargo, en este contexto, el vicepresidente de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva aseguró que "Chile no está en el dilema de la última cama".

Darwin Acuña, anestesiólogo, vice presidente de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, conversó con Telám sobre la posibilidad de un colapso en el sistema de salud y dijo que "Chile no ha llegado al pico de contagios".

Agregó que "tenemos que seguir abriendo camas, tenemos que seguir aumentando los espacios para recibir pacientes y, por lo tanto, gestionar camas, sacar a los pacientes fuera de Santiago, aumentar y mejorar la eficiencia para sacar antes de la UCI a los pacientes que están enfermos, es decir, gestionar, gestionar y gestionar para que no se acaben las camas".

"Chile no está en el dilema de "la última cama", porque estamos trabajando para que siempre haya una disponibilidad, obvio que hay centros de salud que se saturan mucho más rápido, que podría existir la posibilidad de no tener opciones, sin embargo, la centralización de las camas a través de Gestión Cama, puede en el fondo, tomar ese paciente y trasladarlo a algún otro lugar, así que, no nos hemos ni acercado todavía al dilema de la última cama", explicó.

Agregó además que "Chile no ha llegado al pico de contagios porque, si bien se ha estabilizado en los últimos días en un número parecido de casos, estos no están disminuyendo, y por lo tanto, como no disminuyen, no estamos bajando del pico, es decir que esa instancia se va a producir cuando lleguemos a un número alto que luego empiece a bajar, por lo tanto, mientras haya en el orden de 4.500, 5.000 casos diarios, todavía estamos en ascenso".

Temas