Hurlingham

Boudou la rockeó en un mítico estudio de Leloir

Fue en Del Cielito Records, ubicado en Ituzaingó. Hace poco lo compró su amigo Manu Quieto, el cantante de La Mancha de Rolando.

Primero votó en Puerto Madero acompañado de su pareja, la periodista Agustina Kampfer. Luego, el precandidato a vicepresidente por el Frente Para la Victoria, Amado Boudou, prefirió dedicarse a su segunda pasión: la música.

El lugar que eligió es, sin dudas, uno de los estudios de grabación más importantes y míticos del rock nacional. Se trata de Del Cielito Records, una quinta ubicada en las entrañas del arbolado Parque Leloir, en Ituzaingó. Allí se maceraron hitos de Luis Alberto Spinetta, Los Piojos, Pappo, Charly y hasta Mercedes Sosa.

La propiedad actualmente pertenece a su amigo personal Manuel Quieto, o simplemente “Manu”, que la adquirió junto al productor Álvaro Villagra meses atrás. Antiguamente, y por muchos años, sus dueños fueron los miembros de La Bersuit Vergarabat.

Allí Boudou estuvo acompañado del secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, y de otros amigos. Pasado el mediodía “pintó” el asado y hasta los partiditos de metegol. Lógicamente, con todos los instrumentos a mano y una sala de ensayo de primera categoría, el cielo despejado les regaló una tarde para tocar algunos temas, tal como ya realizó junto a La Mancha en reiteradas oportunidades.

El día será largo. Para esperar los resultados preliminares de los comicios, el precandidato a vice permanecerá en el bunker del Frente para la Victoria, ubicado en el hotel Intercontinental, en el centro porteño.

 

13 de agosto de 2011

Más de Hurlingham