Sociedad

Desinformaciones que intentaron engañarnos durante el año

Como ocurrió en 2020 con la llegada del coronavirus a la Argentina (y la expansión en el mundo), en 2021 las desinformaciones sobre el virus y la enfermedad se siguieron divulgando, mutaron e, inclusive, se complejizaron. Pero las elecciones legislativas de este año hicieron que el coronavirus comparta su protagonismo en el campo de las desinformaciones.

A continuación, un repaso por las principales desmentidas de este 2021 verificadas.

Las desinformaciones electorales y políticas


Este año hubo elecciones legislativas y se eligieron a 128 diputados y 24 senadores a nivel nacional y, como ocurrió en 2019, con ellas también aparecieron las desinformaciones.

A sólo días de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 12 de septiembre último, comenzaron a circular decenas de audios por WhatsApp que indicaban que se impugnaría el voto al cerrar el sobre con pegamento fuera de la vista de las autoridades de mesa, por presumirse que había sido cerrado con saliva. Si bien las autoridades electorales recomendaban que esto no se hiciese y que se introduzca la solapa del sobre en su interior, explicaron que aquello no es causa suficiente de nulidad del voto, con lo cual lo que circuló de forma viral resultó ser falso.

Durante este año, las desinformaciones no atacaron solo el proceso electoral, sino también a diversas caras conocidas de la política. En septiembre último, usuarios y medios publicaron que, durante un encuentro de Juntos por el Cambio, el ex presidente de la Nación, Mauricio Macri, había escrito "noviembre" con "b" y había cometido otros errores en sus notas. Sin embargo, Reverso verificó que las anotaciones virales que circularon no fueron escritas por Macri.

La presidenta del PRO Patricia Bullrich también estuvo involucrada en un contenido falso, cuando se viralizó que ella y su comitiva se trasladaron a Formosa en un avión del grupo agroexportador Vicentin, basado en un video viejo que circula desde, al menos, 2013.

Del lado del oficialismo también hubo desmentidas a contenidos falsos por parte de Chequeado. El presidente Alberto Fernández y la diputada nacional -entonces precandidata- Victoria Tolosa Paz fueron protagonistas de una desinformación, en plena campaña, cuando se dijo que no habían asistido ni los vecinos a un acto encabezado por ellos en Quilmes. Sobre Fernández, también se mostró un supuesto video sobre cómo lo habían recibido en Madrid, en medio de abucheos. Pero, en realidad, el video fue grabado semanas antes en Ceuta, al sur de España, y quien se retiraba en el auto en medio de insultos era Pedro Sánchez, el presidente español.

Javier Milei, actual diputado por la Ciudad de Buenos Aires (La Libertad Avanza), no quedó exento. Entre las PASO y las elecciones generales circularon publicaciones en Twitter y Facebook que sostenían que había cobrado parte de su sueldo a través del programa ATP y que, además, recibía subsidios nacionales. Si bien es verdadero que Milei cobró parte de su sueldo a través de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) en el marco del ATP, este medio pudo comprobar que el candidato renunció a ese beneficio que solicitó su empleador y que es falso que el Gobierno nacional le subsidia las líneas de colectivo.

La política no quedó sólo atada a la campaña electoral, sino que además se involucró a las vacunas contra el coronavirus en ella. En septiembre se hicieron virales textos en WhatsApp que decían que la Argentina había donado 9 millones de vacunas a Cuba en un avión Hércules. Pero, si bien el vuelo existió, no fue para llevar dosis de vacunas, sino insumos médicos, según diversos documentos del Ministerio de Defensa a los que accedió Chequeado y según confirmaron desde el Ministerio de Salud. Una periodista en Cuba también lo desmintió a este medio.

Otra cadena sobre vuelos que circuló este año sostuvo que el gobierno nacional cedía la explotación de las principales rutas aéreas de Aerolíneas Argentinas a la Aerolínea de bandera rusa Aeroflot "resignando un capital invaluable y que forma parte de nuestra soberanía", pero lo que pasó es que se amplió un acuerdo ya existente de "código compartido" con la aerolínea mencionada, lo que permite comercializar un vuelo operado por otra línea aérea utilizando el código y el número de vuelo de la línea aérea comercializadora, una práctica habitual en el mercado aerocomercial.

Como ocurrió en otras ocasiones, cuando se disponen medidas polémicas del Banco Central que causan poca simpatía en la población, surge el pánico y los rumores en torno a los depósitos de los ahorristas.

Por eso, luego de que el Gobierno prohibiera a las entidades emisoras de tarjeta de crédito de financiar en cuotas las compras de pasajes al exterior y otros servicios turísticos y obligara a los bancos a vender sus propios dólares en el mercado de cambios a partir de diciembre, comenzó a circular una cadena viral que sostenía que el Banco Central había dispuesto un "corralito encubierto". Pero ninguna de las medidas dispuestas por el Banco Central afectaron ni afectan en absoluto a los depósitos de los ahorristas, según diversos especialistas consultados.

Las supuestas muertes y efectos adversos por las vacunas


Con el avance de la campaña de vacunación, las desinformaciones sobre las vacunas fueron tomando protagonismo. Habían pasado sólo unos días desde la celebración de Año Nuevo cuando comenzó a circular la versión de que se había suspendido la vacunación en toda la ciudad de Rosario por efectos adversos de la vacuna Sputnik V y que una enfermera del Ejército había muerto luego de su aplicación.

Pero ambas versiones resultaron falsas. En el primer caso, tanto desde la Secretaría de Salud municipal, como desde el Gobierno provincial -opositor al partido municipal- y del sanatorio privado Parque -involucrado en la desinformación-, desmintieron el hecho; y en el segundo, María Daniela Domínguez falleció, pero no llegó a ser vacunada contra la COVID-19, según confirmaron fuentes oficiales.

Las desinformaciones sobre los supuestos fallecidos como consecuencia de las vacunas contra el coronavirus siguieron a lo largo del año, y hasta se pusieron en debate el porcentaje de víctimas. En agosto último circuló una mala interpretación de un estudio de la cartera sanitaria nacional según la cual "mueren 6 veces más los vacunados, que los no vacunados", algo que es totalmente falso.

Un foco especial tuvieron los supuestos efectos adversos de las vacunas: durante todo el año fueron furor los videos de decenas de personas con imanes y objetos magnéticos en los brazos. Pero no, los objetos no se quedan pegados a nuestra piel por la vacuna contra el coronavirus y las vacunas no poseen metales magnéticos o bien una cantidad de material suficiente para hacer lo que se indica en las grabaciones, ni tampoco microchips. ¿Por qué sí se pegan a la piel? Por los aceites de esta, por la tensión superficial, y, además, por la fricción entre el elemento y el brazo.

Por otro lado, los hisopados tampoco "magnetizan" a las personas, como circuló también este año: las pruebas no contienen nanopartículas, grafeno, ni ningún componente magnético.

Entre otros supuestos efectos adversos, se dijo que las vacunas provocan el aumento permanente del tamaño de los pechos, pero en realidad, se trata de una posible inflamación temporal de los ganglios de la axila luego de la vacunación.

Los engaños sobre el virus que persistieron


Los contenidos falsos y engañosos persistieron sobre toda la enfermedad en 2021 y se continuó poniendo en duda la gravedad del coronavirus, especialmente a través de diversos personajes y grupos de médicos profesionales.

Fue el caso de la conductora de Canal 26, Verónica Ressia, cuando dijo al aire y frente a miles de televidentes, que el 99,98% de las personas "pueden pasar el coronavirus sin vacunarse" y que todos los que se enferman producen anticuerpos. Pero, hasta febrero de este año, cuando se puso en circulación la desinformación, la tasa de mortalidad del coronavirus en la Argentina rondaba en el 2% y hasta un 6% de los que padecieron la enfermedad requirieron hospitalización. Además, no todas las personas que tuvieron COVID-19 generan anticuerpos, y en caso de que lo hagan, los anticuerpos naturales son mucho menos robustos y duraderos que los generados por una vacuna.

En muchos casos, los influencers también reproducen falsedades frente a sus seguidores. Ivana Nadal señaló en un video en su cuenta de Instagram que el uso de barbijos provoca que inhalemos dióxido de carbono y nos enfermemos. Sin embargo, lo que dijo Nadal es falso: utilizar barbijos no aumenta los volúmenes de dióxido de carbono que respiramos ni causa problemas de salud.

La influencer además participó en un video con el grupo Epidemiólogos Argentinos en el que señaló falsamente los asintomáticos no contagian y comparó las muertes por coronavirus y neumonía, algo que, según los especialistas, no tiene sentido porque se compara un período de cuarentena y aislamiento preventivo contra otro con libre movilidad. Estas desinformaciones también fueron mencionadas en diferentes ocasiones por los Médicos por la Verdad, un grupo de médicos profesionales que siguieron desinformando en 2021. En esta nota de la serie Los desinformantes, donde develamos quiénes desinforman de manera sistemática, te contamos quiénes son.

Información de Chequeado.com

Más de Sociedad
La inseguridad y la continuidad de la pandemia son los temores más presentes de cara a 2022, según una investigación del Observatorio de Psicología Social Aplicada de la UBA. El 44% de las personas consultadas se siente "esperanzado" con respecto al año que viene, aunque uno de cada cuatro está resignado o desganado. Esas mismas personas apostaron por la palabra "mejorar" y "tranquilidad" cuando se les preguntó qué esperan para los próximos meses.

"Incertidumbre" volvió a ser la palabra del año en Argentina