Sociedad

Denunciaron al cuñado de Pampita por atropellar y matar

Lucas Ganín falleció cuando cruzaba Avenida del Libertador y Remedios de Escalada, en Florida.

En 2020, Lucas Maximiliano Ganín cruzaba la Avenida del Libertador, en su intersección con Remedios de Escalada, en Florida, cuando un auto lo atropelló y lo mató. El hombre tenía 36 años y se había mudado hacía poco a Buenos Aires desde su Chascomús natal para desarrollar su oficio de peluquero. El conductor del automóvil fue demorado por la Policía y quedó en libertad. Su nombre era Patricio García Moritán, el hermoano de Roberto García Moritán y cuñado de Carolina Ardohain.

Desde hace más de un año y medio, la familia Ganín espera que la Justicia avance en la investigación contra el abogado García Moritán. Pero no pasó nada. Por eso, el padre de la víctima, José María Ganín, decidió brindar una entrevista para contar lo que sufren desde el siniestro en el que murió Lucas.

"Hace más de un año y medio, mi hijo estaba en Buenos Aires, y el señor Moritán venía por Libertador con exceso de velocidad de 30 kilometros. Lo agarró a 96 kilómetros por hora, mientras mi hijo cruzaba la avenida y lo mató", contó el hombre de 76 años, en una entrevista.

Y agregó sobre su día a día: "A Lucas lo voy a llorar todos los domingos al cementerio. Mi hijo era peluquero y su sueño era tener un hijo y que me conozca, yo pensé que me iba a ir antes porque sufro del corazón"

Enseguida, explicó los detalles del siniestro vial que protagonizó el cuñado de Pampita: "El hombre rebasó a dos coches que venían en sentido contrario, ni lo vio a mi hijo. Lo mató al instante. Venía a mayor velocidad de la permitida". 

Y también denunció sobre la actitud de García Moritán: "Nos pidió que no sea público porque le íbamos a perjudicar en el trabajo. Nos dijo que tenía un buen seguro, que lo íbamos a arreglar bien. Nosotros dijimos que estaba bien, estamos dolidos, no queríamos nada. Pero después nos dimos cuenta que la cosa estaba mal. El señor Moritán no actuó bien, nosotros accedimos porque no buscamos problemas, sabíamos que con un escándalo no íbamos a recuperar a nuestro hijo".

Enseguida dio detalles de los extraños comportamientos del diputado de Juntos por el Cambio. "En la comisaría Moritán dio una dirección, cuando le mandaron el acta ese domicilio no existía y nunca se presentó a la primera audiencia ni a segunda y en unos días tenemos la tercera", explicó el hombre.

Y continuó: "Moritán siempre tuvo mala predisposición. Nos ofreció 300 mil pesos pero con eso no pagamos ni el viaje para traer el cuerpo de mi hijo a Chascomús. Fue en plena pandemia, el Juez ni nos dio el cuerpo, estuvimos mucho tiempo hasta que lo pudimos llevarlo al cementerio donde nos prestaron un nicho. Nosotros queremos comprar uno y que sea su casita para siempre, pero no tenemos el dinero y tenemos miedo que nos pidan el lugar que nos dieron".

En tanto, sobre la breve detención del cuñado de Pampita, el padre de la víctima contó: "El señor Moritán estuvo dos horas en la comisaría y se fue a la casa, esto nos indignó. Nosotros somos gente humilde, no tenemos nada, ahora nos enojamos y no queremos que quede impune".

En tanto, sobre las pruebas que lo incriminan dicen que jamás aparecieron. "El coche no apareció, no sabemos dónde está, él está en su casa y sigue manejando. No sabemos si iba alcoholizado, drogado, no sabemos si le hicieron los estudios que corresponden, no sabemos si puede salir al extranjero. Solo sabemos que sigue con su vida como si nada", afirmó el hombre.

Y siguió: "Nos dijeron que no había cámaras pero después apareció un domo del que no se ve nada, nos tratan de pueblerinos ignorantes pero no lo somos, solo somos humildes. Lo único que le duele a este señor es la plata y la exposición pública y ahora nosotros queremos Justicia".

Más de Sociedad
La inseguridad y la continuidad de la pandemia son los temores más presentes de cara a 2022, según una investigación del Observatorio de Psicología Social Aplicada de la UBA. El 44% de las personas consultadas se siente "esperanzado" con respecto al año que viene, aunque uno de cada cuatro está resignado o desganado. Esas mismas personas apostaron por la palabra "mejorar" y "tranquilidad" cuando se les preguntó qué esperan para los próximos meses.

"Incertidumbre" volvió a ser la palabra del año en Argentina