Política

Con un informe de Lacunza bajo el brazo, varios intendentes negocian el Presupuesto

Un grupo reducido de intendentes representativos de Juntos y autoridades de la oposición en la Cámara de Diputados y el Senado bonaerense -todos hombres- se reunieron este martes en La Plata para definir una postura conjunta sobre el proyecto de Presupuesto 2022 de Axel Kicillof.

Las distintas fuerzas de la alianza coincidieron en exigir claridad en los cálculos del Coeficiente Único de Distribución (CUD) y el regreso del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM). Además, hubo un pedido específico para agregar a la denominada ley de leyes un ítem respecto a la tasa de capitalidad platense. 

De la cumbre que se llevó a cabo en la Legislatura de la provincia participaron los intendentes PRO Julio Garro (La Plata) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y el radical Miguel Fernández (Trenque Lauquen), además de los jefes del bloque de Juntos en la Cámara baja, Maximiliano Abad, y la Cámara alta, Christian Gribaudo. También estuvieron el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto en Diputados, Daniel Lipovetzky, y el vicejefe de la bancada en el Senado, Agustín Máspoli.

Según pudo saber el portal web Letra P, la principal preocupación de los líderes del espacio es que el proyecto original de Presupuesto no contempla un FIM, aunque la oposición confía en que finalmente el oficialismo cederá en este punto, ante la especulación de que lo eliminaron del texto de gastos para el próximo año para usarlo "como moneda de cambio" en la negociación. Por otra parte, piden claridad en el CUD, los fondos que llegarán a sus distritos y en la coparticipación, para evitar "sorpresas o algún tipo de discrecionalidad o distorsión" a favor de municipios del Frente de Todos (FdT). 

La reunión de los intendentes y legisladores llegó horas después de la presentación preliminar de un informe que elaboró Hernán Lacunza, el exministro de Economía de Mauricio Macri y de María Eugenia Vidal que ahora asesora al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta. En esa primera parte del paper que adelantó Letra P, el creador del súper cepo de la crisis cambiaria de 2019 puntualizó en el pedido de endeudamiento los giros que recibirán los intendentes.

La preocupación está en el artículo 32, que habilita un endeudamiento por $94.670 millones sin fines específico, y lo mismo el artículo 33 por $15.000 millones. Respecto a los municipios, irán en búsqueda de precisiones después de que observaran que en los artículos 40, 41, 42 y 43 se prevé $200 millones al Fondo de Fortalecimiento de Programas Sociales y Saneamiento Ambiental, que en 2021 fue de $135 millones y; una distribución a municipios del 16,14% de los recursos que recibe la provincia por la Ley de Financiamiento Educativo, que será igual que en 2021 y con los mismos topes. 

También, sobre la creación del Fondo Municipal de Fortalecimiento de la Seguridad y otros servicios asociados por $7.000 millones, que se repartirán por un coeficiente integrado 50% por CUD y 50% de acuerdo a los ingresos corrientes percibidos durante 2021. Ese monto se integrará 30% antes del 31/3/22; otro 30% antes del 30/6/22 y 40% antes del 31/10/22.

Por otra parte, hubo una preocupación puntual de Garro, que cargó nuevamente con el reclamo por la tasa de capitalidad de la ciudad que gobierna desde 2015. Se trata de un giro que la provincia de Buenos Aires le debe al distrito gobernado por el macrista por los servicios que presta a sus dependencias ministeriales, una mora que la exgobernadora María Eugenia Vidal elevó durante su mandato a $922.905.580,25 y que representaban a fines de 2019 cerca del 10% del presupuesto municipal. Esa cifra durante la administración de Kicillof aumentó año a año, pese a que el ministro de Hacienda y Finanzas Pablo López se había comprometido a estudiar una forma de pago escalonada y automática.

Más de Política