Conurbano

La estafa millonaria de un empleado municipal de Pilar

La propia Comuna del norte del Conurbano fue quien hizo la denuncia. Se cree que el acusado cometió ilícitos relacionados con la carga de combustible de los vehículos oficiales por un monto cercano a los 60 millones de pesos.

Un empleado de la Municipalidad de Pilar fue detenido en las últimas horas tras ser acusado por la propia Comuna de poner en marcha una millonaria estafa relacionada con la carga de combustible, tarea que estaba bajo su órbita en el distrito del norte del Conurbano bonaerense.

Según se informó, se trata de Carlos Iván Fresneda, un hombre de 44 años que ingresó al Ejecutivo en 2016 y fue arrestado en su casa de la localidad de Zelaya por orden del fiscal Andrés Quintana, titular de la UFI Nº2 de Pilar

El operativo para atraparlo estuvo a cargo del Departamento de Inteligencia contra el Crimen Organizado de la Policía Federal, tras una investigación que se inició a partir de la denuncia de la Secretaría Legal y Técnica municipal.

En su poder tenía más de un millón de pesos en efectivo. El delito por el que se lo imputa es el de «defraudación a la administración pública». Se cree que el acusado, desde su rol que le permitía manejar las tarjetas de cargo de combustible de los autos de la Municipalidad de Pilar, tenía arreglado a los trabajadores de una estación de servicio ubicada en la zona de Villa Rosa.

«Mandaba a sus amigos a cargar nafta o bien para que llevaran un tráiler cisterna. Llenaban el tanque, el ahora detenido se quedaba con el 50% del valor y luego pasaba la tarjeta municipal por el 100%. Así es como se habría quedado con nada menos que $60 millones del fondo público», develó una fuente de la investigación, según dio a conocer la web Pilar a Diario.

Aunque la estación de servicio en cuestión ya fue individualizada y oportunamente allanada, quienes llevan adelante la causa todavía no lograron determinar quiénes eran los playeros vinculados a la estafa, ni la identidad de los amigos del ahora detenido que habrían llevado allí sus vehículos particulares.

En el lugar se secuestraron más de mil tickets y todo lo relativo a la información de los empleados desde febrero de este año hasta el día del operativo. De la misma forma, también se libró una orden de presentación en la Dirección de la Flota Vehicular de la Municipalidad de Pilar para incautar la computadora que Fresneda usaba para trabajar.

El empleado detenido, por su parte, se negó a declarar al ser indagado por la Justicia. En su vivienda se secuestraron teléfonos, notebooks y pendrives que podrán ser peritados para buscar más sospechosos.

Las otras investigaciones de la fiscalía de Pilar

No es la primera vez que el fiscal Quintana y el área de Crimen Organizado de la Policía Federal trabajan juntos en una investigación. El mes pasado, por ejemplo, lograron detener a Fernanda Valeria Piera, quien está acusada de haber llevado adelante una estafa inmobiliaria por un valor cercano al millón de dólares.

De acuerdo con lo que se informó oportunamente, se cree que le habría robado el dinero a alrededor de 50 víctimas que buscaban adquirir propiedades en un falso barrio privado llamado Las Calas, donde según las acusaciones en su contra ofrecía una serie de posibles departamentos a desarrollar.

Dos meses antes, también atraparon a una mujer colombiana de 30 años tras haber sido acusada de haber usurpado la identidad de una médica matriculada. La causa se inició luego de la denuncia de la familia de un paciente que murió en una clínica de Pilar.

La imputada, identificada por las fuentes como Sofía Garrido Escorcia (30), era estudiante de medicina, pero según la investigación ejercía con el sello y la identidad de una profesional ya recibida. En el departamento de la detenida se encontraron muestras de antibióticos, ampollas inyectables y más recetas y formularios con los nombres de por lo menos cuatro pacientes que mencionan obras sociales como IOMA, todos con la firma y sello de la médica usurpada.


Más de Conurbano