Política

El FdT ganó ajustado y Juntos avanzó en municipios oficialistas

En un contexto de paridad y concentración de votos, el conurbano bonaerense continúa siendo el principal bastión electoral del peronismo. Sin embargo, existen importantes diferencias en los resultados del domingo pasado entre los 24 partidos que lo conforman.

Los dos meses que pasaron entre las PASO  y las elecciones generales estuvieron marcados por el intento de Juntos de mantener las diferencias que lo favorecían y, del Frente de Todos (FdT), por recuperar los electores perdidos, aquellos que habían optado por votar en blanco o ausentarse. Los resultados del domingo 14 de noviembre demuestran que ninguno parece haber cumplido sus objetivos, pero se vieron festejos en los dos bunkers: Juntos logra ganar a nivel nacional y en Provincia de Buenos Aires y renueva todas sus bancas; el Frente de Todos logró dar vuelta el resultado en algunas provincias, achicó fuertemente la diferencia en Buenos Aires y mantiene los votos para la presidencia de la Cámara de Diputados. En la Provincia de Buenos Aires, el Frente de Todos logró achicar la diferencia para diputados nacionales y quedar a solo 1,3% de Juntos. El conurbano continúa siendo el principal bastión electoral del peronismo y los votos de los 24 partidos del conurbano bonaerense fueron claves en el resultado del domingo pasado.

La lista de Juntos para diputados obtuvo la mayoría en 8 municipios: 5 con intendentes de Juntos y 3 partidos con intendentes del Frente de Todos (Ituzaingó, Morón y Tigre). Por su parte, el FdT ganó en los restantes 16 partidos y logró recuperar 3 partidos donde gobierna y había perdido en las PASO (General San Martín, Quilmes y San Fernando). A la hora de elegir los diputados nacionales en el conurbano asistimos a una elección muy concentrada entre Juntos y el FdT, entre estas dos listas suman entre el 75% y el 80% de los votos. Las mayores concentraciones se dan en Quilmes (80%), San Isidro (79,9%) y San Miguel (79,6%) y los 3 menores en José C. Paz (74,8%), La Matanza (75,8%) y Berazategui (75,9%).

Las diferencias más grandes a favor de los diputados del Frente de Todos se dieron en Florencio Varela (+25,4%), José C. Paz (+23%) y Malvinas Argentinas (+23%), mientras que para Juntos se dieron en Vicente López y San Isidro (+36%). Las elecciones más ajustadas se dieron en General San Martín, Quilmes y San Fernando, donde la lista encabezada por Victoria Tolosa Paz obtuvo apenas un 1% a favor de la de Santilli; y en Lanús, donde se dio el caso contrario.

En el conurbano hubo un total de 470.000 votos válidos más en las elecciones generales que en las PASO. Este aumento en la participación, junto con la caída de los votos en blanco fueron las claves para las fuertes mejoras del Frente de Todos en noviembre. La participación subió en los 24 municipios, entre un 3% (Berazategui) y un 5% (La Matanza, Malvinas Argentinas, Merlo).

Por su parte el voto en blanco se redujo en todos los distritos, entre 1 y 3 puntos porcentuales. Cabe destacar el alto porcentaje de voto en blanco para concejales en aquellos distritos en los que Avanza Libertad no tenía lista, es decir, el votante introdujo la boleta encabezada por Espert para diputado nacional y no agregó un concejal de otro partido. Esto sucedió en Morón y Avellaneda donde hubo voto en blanco para concejales de 11,6% y 10,6%, respectivamente. Sin contar estos, podemos señalar que los partidos con más votos en blanco son Moreno (4,6%), Ezeiza (4,2%) y Merlo (3,5%). Mientras que donde menos votos en blanco hubo fue en Vicente López (1,2%), Tres de Febrero (1,2%) y Morón (1,3%). Puede notarse que hay menor voto en blanco en los distritos donde la mayor parte de los votos va a Juntos, mientras que los distritos que más votaron al FdT también son de los que más votos en blanco tuvieron.

Con respecto al corte de boleta, los diputados del FdT solo obtuvieron mayor porcentaje de votos que los concejales, en el partido de Merlo (+4%). Mientras que se encuentra mayor corte a favor de los concejales en San Fernando (8.8%), Ezeiza (6.2%), Avellaneda (6,1%) y Morón (4,2%). En el caso de Juntos, el mayor corte a favor de Santilli se dio en San Isidro (9,6%) y San Fernando (5,8%) y a favor de los concejales de Juntos en Morón (5,6%) y en San Miguel (4,5%). Estos cortes pueden estar mostrando adhesión o rechazo a la fuerza partidaria local respecto de la provincial, o pueden darse por la existencia de listas vecinales o la falta de listas para concejales de partidos que tienen candidatos a diputados.

A nivel local también se destaca la elección histórica del Frente de Izquierda y de los Trabajadores que quedó como tercera fuerza en 16 municipios y logró ingresar un concejal en 5 municipios (José C Paz, La Matanza, Merlo, Moreno, Morón). También se pudo ver un crecimiento de Avanza Libertad que fue tercera fuerza en 7 municipios, pero logró ingresar solo un concejal en Vicente López. Por último, los partidos vecinalistas, solo con listas para concejales, tuvieron muy bajo protagonismo en el conurbano y tras las PASO solo quedó el partido Convocación Cívica de San Isidro que obtuvo el 15% de los votos y logró ingresar dos ediles.

A nivel territorial, los resultados por circuito electoral nos permiten observar una gran variabilidad en el voto. En circuitos de ingresos medios y altos, como Puerto Olivos (Vicente López) y Martínez y Acassuso (San Isidro), Juntos llegó a obtener el 70%. En el otro extremo, en Dock Sud e Isla Maciel (Avellaneda) el FdT obtuvo la mayor concentración de todo el conurbano con un 80%. El Frente de Izquierda tuvo su mejor desempeño del conurbano en el circuito Delta (Tigre) donde obtuvo el 11.2% y su peor desempeño en Campo de Mayo (San Miguel) con un 2,4%. Por último, Avanza Libertad llegó a un máximo de 12% en La Lucila (Vicente López) y Canning (Esteban Echeverría) y un piso de 4.5% en Quilmes Oeste.

Respecto a la participación, el circuito con más asistencia, 79%, fue Villa General Las Heras de General San Martín donde Juntos tuvo el 51,8% de los votos, mientras que el de menor asistencia fue en la sección 3° de la Islas de San Fernando donde votó solo el 32,5% del padrón y el FdT recibió el 46,7% de esos votos. Un punto a destacar es que en los circuitos electorales con mayor participación suele predominar el voto para Juntos, mientras que en los circuitos menos concurridos se votó mayormente al FdT.

El Conurbano Bonaerense es un territorio heterogéneo en términos sociales y económicos, esto no escapa a los resultados electorales. Como vimos, existen diferencias importantes según el municipio y aún más si observamos a nivel de los circuitos electorales.

Más de Política