Mundo

Sangriento motín deja 68 muertos en Guayaquil

Un total de 68 detenidos fallecieron durante los enfrentamientos y otros 25 resultaron heridos. En la misma prisión, hace sólo dos meses, 119 reclusos murieron en lo que es considerada una de las peores masacres carcelarias de Latinoamérica.

El Ejército ecuatoriano desplegó este domingo más soldados en las afueras de la cárcel más importante de Guayaquil, tras un enfrentamiento entre bandas ocurrido entre el viernes y el sábado que dejó 68 presos muertos y 28 heridos, la segunda gran masacre en esa prisión en menos de dos meses.

En apoyo a policías, cuyo número también se incrementó, soldados armados reforzaron su presencia en los alrededores de la cárcel Guayas 1 de la gran ciudad portuaria, la más grande y poblada de Ecuador, informó la agencia de noticias AFP.

El despliegue de soldados llega luego de un enfrentamiento entre bandas que dejó al menos 68 presos fallecidos y 28 heridos en la prisión, según indicaron las autoridades.

Luego de la revuelta de ayer, el vocero presidencial Carlos Jijón indicó que "la situación está controlada en toda la Penitenciaría" con la intervención de 900 policías.

Decenas de personas volvieron a concentrarse hoy en las afueras del penal y de la morgue policial en busca de información sobre sus familiares presos.

La cárcel Guayas 1, con 8.500 internos y una superpoblación del 60%, fue escenario el 28 y 29 de septiembre de una de las peores masacres carcelarias de Latinoamérica, con 119 reclusos fallecidos.

Desde entonces, la violencia no frenó en este penal debido a una guerra entre reos miembros de bandas con nexos con cárteles internacionales del narcotráfico, que se disputan el poder y liderazgo dentro y fuera de las prisiones, con un saldo hasta ahora de más de 200 muertos.

A raíz de la matanza de septiembre, se declaró un estado de emergencia de 60 días en el que los militares se movilizaron para respaldar a la policía en el control del sistema penitenciario, una medida que concluirá a fines de este mes.

La presencia militar se extendió también a otras penitenciarias en el marco del estado de emergencia, como a una de la región Cantón de Machala, en el oeste del país, a orillas del océano Pacífico.

"Las Fuerzas Armadas "intensifican las operaciones de seguridad complementarias en los exteriores del Centro de Rehabilitación Social de Varones del cantón #Machala, con el objetivo de mantener el orden y control del centro carcelario, precautelando la seguridad de la ciudadanía", reportó hoy vía Twitter el Ejército ecuatoriano.

Pese al despliegue de las fuerzas armadas, la Corte Constitucional limitó el estado de excepción ordenado por el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso para restablecer el orden, impidiendo que los soldados pudieran ingresar a los penales.

La Fiscalía señaló que implementó un punto de atención en el departamento policial de Criminalística en Guayaquil para "asistir y agilizar el proceso de entrega de cuerpos a familiares de personas privadas de la libertad fallecidas en los hechos violentos registrados en la Penitenciaría del Litoral (Guayas 1)".

Con capacidad para 30.000 personas, las 65 prisiones ecuatorianas están ocupadas por 39.000 presos, con una superpoblación del 30%.

Más de Mundo