La Plata

Prendieron fuego a un hombre en situación de calle y ahora está en estado crítico

Sigue internado en el Hospital San Martín y bajo estricto cuidado de los profesionales, quienes trabajan en la recuperación de las múltiples quemaduras.

El salvaje ataque ocurrido frente a la Estación de Trenes todavía genera conmoción en La Plata, mientras los investigadores trabajan para determinar las razones por las cuales un hombre en situación de calle fue prendido fuego. La víctima continúa luchando por su vida y recuperándose de las múltiples quemaduras sufridas el pasado sábado. Fuentes oficiales del hospital San Martín confirmaron a 0221.com.ar que su estado todavía es crítico.

"El paciente, al día de la fecha se encuentra en estado crítico. Tiene asistencia respiratoria mecánica, con vasopresores. Con curaciones de las heridas a cargo del equipo de cirugía plástica y con pronóstico reservado", indicaron en el centro de salud.

A la espera de su evolución, la investigación del caso sigue su curso y hasta el momento, hay un detenido como principal y único acusado por "tentativa de homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía y ensañamiento". Se trata de Damián Marcelo Ibáñez, un changarín que se presentó a su indagatoria entre lágrimas y con la decisión de no declarar. Para los investigadores y el fiscal Marcelo Romero hay indicios suficientes para suponer que él perpetró el ataque después de protagonizar "disturbios y molestias en un local comercial del rubro bar ubicado en calle 42 entre 1 y 2".

En el pedido de detención expuesto por el Juez interviniente, queda dicho: "Aprovechando la nocturnidad y la indigencia del mismo, en forma intempestiva y actuando sobre seguro porque la víctima estaba desprevenida, con claras intenciones de darle muerte, (el agresor) lo roció con un líquido incoloro e inflamable, para luego con un encendedor prenderlo fuego, con el objeto de causarle un deliberado sufrimiento y padecimiento".

Al mismo tiempo, un testimonio clave en esta causa es el de una persona que estaba en el bar de 42 entre 1 y 2 cuando "ingresó un sujeto de contextura robusta", con ropas oscuras y una bolsa de nailon transparente en la mano que contenía verduras. Tal como consta en la causa, esta persona recuerda haberlo visto "ebrio" cuando "comenzó a molestar a los clientes", por lo que le pidieron que se fuera y se retiró enojado.

Es así que el caso que conmocionó a la ciudad durante el pasado fin de semana, continúa captando la atención de muchos, mientras la única víctima del despiadado ataque sigue recuperándose en la unidad especial del Hospital San Martín.

Más de La Plata