Conurbano

subió sin barbijo al colectivo y lo bajaron a golpes

El chofer se había negado a seguir con el recorrido si el joven no se colocaba el tapaboca. Un pasajero reaccionó de forma violenta.

Una escena violenta se vivió a dentro de un colectivo bonaerense cuando un joven ingresó al transporte público sin barbijo. Al verlo, el chofer se negó a conducir. La reacción de uno de los pasajeros fue echar a empujones a quien se negaba a usar el tapaboca.

La situación sucedió en el colectivo 329 recorrido 3 que circula por Merlo Norte, según contó el sitio de noticias Merlo Real.

En una de las paradas, subió un joven sin barbijo que se sentó en la primera fila de los asientos. Al verlo, el chofer decidió no continuar con el trayecto, lo que despertó la bronca del resto de los pasajeros que no podían llegar a sus destinos.

En medio de la indignación, uno de ellos se acercó al pasajero rebelde y le pidió que se colocara el tapaboca. "Ponete dale, así arranca", le pidió primero. La respuesta del joven fue que no tenía.

La discusión avanzó y fue subiendo de tono. "Dejate de romper las pelotas y bajate entonces. Y sino ponete el barbijo". El joven le respondió "levantate más temprano". Ante eso el mismo pasajero lo agarró de los dos brazos y lo lanzó por las escaleras de la puerta.

La violenta escena quedó registrada por otro usuario que con su celular. Luego del empujón se escucha que desde el fondo del colectivo una persona grita que esa no era la forma de sacar al joven que no tenía el barbijo.

Ataque a un colectivero en Mar del Plata

En mayo de este año se vivió una situación similar en Mar del Plata, aunque la víctima en este caso fue el conductor del colectivo. El chofer fue atacado por dos pasajeros que se negaban a usar el barbijo y le ocasionaron múltiples cortes en su rostro, golpes en uno de sus párpados y la fractura de su nariz.

La salvaje agresión ocurrió cuando dos pasajeros subieron al interno 178 de la línea 554 en inmediaciones de las avenidas Jara y Vértiz, en el barrio Bernardino Rivadavia, de la ciudad balnearia.

Según contó la propia víctima al sitio 0223, el ataque vino instantes después de que el chofer les pidiera en reiteradas oportunidades que se coloquen el barbijo dentro del colectivo.

"Vinieron desde el fondo del colectivo y me manotearon la mampara de plástico. Cuando giré la cabeza se me apagó la luz", recordó el colectivero.

Al chofer de la empresa 25 de Mayo le dieron tres puntos de sutura en el párpado superior de uno de sus ojos. Además sufrió múltiples cortes en su rostro y la fractura del tabique, que requirió de cirugía.

Más de Conurbano