Sociedad

Le negaron el alquiler de un departamento porque su novia es trans

El indignante episodio se registró en la Ciudad de Buenos Aires. "El hombre es homofóbico y a la mujer le da lo mismo; cuando ella le comentó, se echaron para atrás", le dijo una intermediaria a través de un mensaje de Whatsapp.

A pesar de circular por el siglo XXI algunas personas todavía siguen teniendo conductas que distan de vivir en la modernidad, y el caso concreto tuvo lugar en Capital Federal, en donde una pareja quiso alquilar un departamento pero los propietarios del mismo, se negaron a hacerlo por la "condición" de los inquilinos.

Una joven trans llamada Amarela relató la situación Twitter, al escribir que "mi novio y yo queremos mudarnos, estábamos gestionando un alquiler", pero "adivinen a quiénes no les quisieron alquilar porque sus dueños son homofóbicos/transfobicos. Sí, a nosotros".

Lejos de sorprenderse por la situación, Amarela afirma que no es novedoso este tipo de tratamiento a la gente trans. "Es mucho más común de lo que parece", aseguró, en diálogo con La Nación.

Cabe destacar, que Emma y Thiago, su pareja, viven juntos desde hace años: "Nos queda muy lejos el laburo, así que decidimos salir a buscar un departamento", detalló la damnificada.

Un buen comienzo

En búsqueda de ese lugar para vivir tranquilos y por medio de una conocida, consiguieron a alguien con un departamento disponible en alquiler. "Hasta ahí, todo bien", precisó Emma, quien detalló que ella decide avisar al propietario que es una chica trans.

"Sé lo que significa ser trans y lo que conlleva. Por eso le dije a Thiago que por favor le preguntara a esta intermediaria si tenía problema con eso", contó, y remarcó: "Yo sé que ser trans no es mi carta de presentación, pero sé que mucha gente detesta el hecho de que yo sea trans y niega mi existencia. Ya he pasado muy feos momentos en entrevistas de trabajo, en bares, así que para evitar eso, prefiero mandarme al frente y si no le gusta me evito un mal momento".

Cuando el joven debía corroborar el valor de la garantía para proceder con el alquiler, le consultó a la intermediaria si la condición sexual de su novia sería un problema, y allí fue cuando tuvo que avisarle a Emma que no podrían avanzar con la operación inmobiliaria. El joven compartió en Twitter la experiencia, incluso adjuntó una captura de pantalla de una conversación con la intermediaria. "No nos quieren alquilar por la transición de Emma. Siglo XXI", escribió.

"Lo lamento, pero no se hace por el tema de tu pareja", dijo la intermediaria, y agregó: "El hombre es homofóbico y a la mujer le da lo mismo; cuando ella le comentó, se echaron para atrás".

"Me sentí muy mal", confesó Emma. No obstante, dijo: "Al margen de todo eso, reconozco que soy favorecida porque tengo un novio a quien no le doy vergüenza, tengo un trabajo estable donde me respetan y me dan mi lugar, mis padres me aman, y la mayoría de las personas no tienen eso".

En este contexto, Emma sostuvo que por eso la Educación Sexual Integral (ESI) "es importante para esto: reconocer, validar y respetar las identidades de los demás". "Esas cosas de las cuales todos hablamos pero que nunca se ejercen... Es fácil hablar de desigualdad cuando el perjudicado es otro", cerró.

Más de Sociedad