Mundo

20 años después, EE.UU completa su retirada de Afganistán

El último avión estadounidense partió del aeropuerto de Kabul, poniendo fin al compromiso de casi dos décadas de Washington en Afganistán, dijo el editor de Newsweek, Naveed Jamali, a través de Twitter citando a un funcionario estadounidense.

"El último avión está volando. La guerra terminó", dijo Naveed Jamali citando a un funcionario estadounidense.

El jefe del Centcom dijo que los talibanes (designados como grupo terrorista y prohibidos en Rusia) prometieron no interferir con la retirada de Afganistán.

"Ellos (por los talibanes) prometieron no interferir con nuestra retirada", dijo McKenzie durante una conferencia de prensa.

McKenzie dijo que los talibanes establecieron un perímetro firme fuera del aeródromo para evitar que las personas ingresen durante el último vuelo de salida de Estados Unidos y agregó que harán todo lo posible para garantizar que el aeropuerto internacional de Kabul esté operativo para el tráfico civil.

Agregó que cree que el "Departamento de Estado va a trabajar muy duro para permitir que cualquier ciudadano estadounidense que quede ... creo que vamos a poder sacar a esa gente. Creo que también vamos a negociar muy duro y de manera muy agresiva para sacar a nuestros otros socios afganos".

Estados Unidos estima que hay unos 2.000 combatientes del grupo terrorista ISIS (autoproclamado Estado Islámico, prohibido en Rusia y otros países) en Afganistán, dijo McKenzie.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció que su país trabajará con sus socios internacionales para garantizar el paso seguro de las personas que deseen salir de Afganistán.

Estados Unidos traslada su presencia diplomática en Afganistán a Doha, Catar, luego de completar la retirada de sus fuerzas militares de Kabul, informó el secretario de Estado (canciller), Antony Blinken.

"A partir de hoy , suspendemos nuestra presencia diplomática en Kabul y transferimos nuestras operaciones a Doha, Catar, lo que pronto se notificará formalmente al Congreso", dijo el funcionario en rueda de prensa.

"Por el momento, utilizaremos este puesto en Doha para gestionar nuestra diplomacia con Afganistán, incluidos los asuntos consulares, la administración de la asistencia humanitaria y la colaboración con los aliados, los socios y las partes regionales e internacionales interesadas para coordinar nuestro compromiso y nuestros mensajes a los talibanes", añadió.

"Creemos que todavía hay una pequeña cantidad de estadounidenses, menos de 200 y probablemente más cerca de 100, que permanecen en Afganistán y quieren irse. Estamos tratando de determinar exactamente cuántos", dijo Blinken.

"Estados Unidos continuará apoyando la ayuda humanitaria al pueblo afgano (...) De acuerdo con nuestras sanciones a los talibanes, la ayuda no fluirá a través del gobierno, sino a través de organizaciones independientes, como agencias de la ONU y ONG", dijo Blinken.

Agregó que no se espera que los talibanes obstaculicen las operaciones de ayuda humanitaria en Afganistán.

La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos advirtió que no controla el aeropuerto de Kabul y que los aviones deben extremar la precaución al aterrizar en él.

"Con efecto inmediato Hamid Karzai Int'l. Airport (OAKB) no está controlado. No hay control de tráfico aéreo ni servicios aeroportuarios disponibles. Las aeronaves que operen hacia, desde o a través de Kabul para aterrizar en OAKB deben extremar las precauciones", avisó la FAA.

Afganistán está completamente controlado por el movimiento talibán después de que todas las tropas extranjeras abandonaron el país, declaró a Sputnik el portavoz de la oficina política del movimiento radical, Mohammad Naim.

"Sí, el último militar extranjero abandonó el territorio de Afganistán; ahora todo el territorio del país está bajo el control del talibán, ahora nuestro estado se volvió libre e independiente", dijo Naim.

Asimismo, agregó que el movimiento quiere reanudar lo antes posible los vuelos nacionales e internacionales desde el aeropuerto de Kabul, que cayó bajo su control tras la retirada de tropas estadounidenses.

"La reanudación de los vuelos desde el aeropuerto de Kabul es una de nuestras prioridades", señaló el portavoz.

Al mismo tiempo, indicó que el talibán necesitará asistencia técnica para gestionar el aeropuerto.

Más de Mundo