Viral

Situación regulatoria de los juegos en línea en Argentina

Actualmente Latinoamérica es la segunda región del mundo con más jugadores activos en casinos en línea, superada solo por Asia. Paradójicamente, la crisis provocada por el coronavirus el año pasado expandió aún más esta industria pujante, superando inclusive la popularidad de los tradicionales casinos físicos.

Sin embargo y con la excepción de Colombia, prácticamente todos los países latinoamericanos donde los casinos en línea están en auge no cuentan con un marco regulatorio robusto y claro. En el caso de Argentina, la situación se torna bastante compleja ya son 24 entidades públicas las que tienen facultades para emitir sus propias regulaciones.

¿Qué factores promovieron a tal punto los casinos en línea en la región?

Antes de adentrarnos con el tema de la regulación de estos juegos en Argentina, es bueno recordar las principales causas que provocaron esta expansión drástica. Algunos de estos factores son:

Atractivas promociones y bonificaciones

Se trata del principal "gancho" de estas plataformas digitales, ya que, en muchos casos, resulta imposible de aplicar en los tradicionales casinos físicos. Así, tenemos, por ejemplo: los bonos de bienvenida, los bonos con depósito, bonos al jugar algunos juegos, bonos por fidelidad, bonos al realizar apuestas con ciertas cantidades de dinero, etc.

Privacidad

Otro elemento que indudablemente incidió en la rápida adopción de los casinos en línea es su privacidad. Y es que, a diferencia de los casinos tradicionales, los jugadores pueden jugar a la hora que deseen, en el lugar que más se sientan cómodos, no requieren seguir etiquetas de vestimentas y pueden usar diferentes plataformas de pago para realizar sus transacciones.

Gran catálogo de juegos

Otra de las características únicas de los casinos en línea es que pueden disponer de una gran cantidad de títulos de juegos en sus versiones más recientes. Esto no solo incrementa la seguridad al ejecutar un juego, sino que también se aumenta la experiencia de usuario, ya que, al disponer de la versión más reciente, el jugador puede experimentar nuevas funcionalidades que el desarrollador del juego haya incluido.

Entendiendo un poco la situación regulatoria argentina

Como se indicó en anteriores párrafos, en Argentina hay 24 instituciones o entes públicos que tienen facultades para fiscalizar y regular los juegos en línea. Estos entes se reparten uno por cada provincia, más el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Esta situación ha generado que los marcos regulatorios varíen de una provincia a otra.

De hecho, antes del 2020, había provincias donde se limitaban los juegos en línea a ciertos títulos mientras en otras, eran más permisivas. Sin embargo, la situación cambió tras la pandemia y la expansión que tuvo la industria a raíz de los confinamientos pues obligó en cierto modo a todas las instituciones provinciales a legislar sobre los juegos en línea.

Este cambio de actitud es indudablemente positivo para las autoridades fiscales argentinas pues actualmente los casinos en línea mueven miles de millones de dólares al año y con una legislación en común, pueden beneficiarse de esta industria a través de impuestos. Por otra parte, al haber un marco legal claro y robusto, muchos emprendedores y empresas internacionales del sector incursionarían más en el mercado argentino con lo que generaría beneficios económicos al país.

El panorama a futuro luce bastante alentador para una regulación óptima en el país.

Más de Viral