La muerte del 10

Reveladoras fotos de la casa donde murió Diego Maradona

Son imágenes de la causa. Una habitación armada de apuro, una puerta corrediza que no llegaba al suelo y un baño precario.

La trama detrás de la muerte de Diego Armando Maradona  continúa sumando capítulos a una historia en la que aparecen nuevas pruebas y contrapruebas por parte de los protagonistas que compartieron con el ídolo argentino sus últimas horas. Ahora se difundió una serie de fotos de la casa donde falleció el ex futbolista que fue foco de la polémica.

Desde el momento de su muerte se sabía que sus últimas horas las pasó en una habitación acondicionada de apuro, dentro de la casa del barrio privado en San Andrés, Tigre.

Ese lugar era un playroom ubicado en planta baja, tenía una cama doble, televisor de 32 pulgadas, inodoro químico portátil, sillón masajeador y aire acondicionado.

La habitación donde murió Maradona era en realidad un playroom. Foto gentileza A dos Voces.

Las ventanas estaban tapiadas con durlock para amortiguar el paso de la luz natural y una puerta corrediza armada a las apuradas para brindarle algo de privacidad. Así eran las "comodidades" de Maradona.

En el programa A dos Voces, del canal de noticias TN mostraron las imágenes del lugar. Allí se ven todos esos detalles. También se publicaron las fotos del baño, que era utilizado para las visitas y que no tenía bañadera y para eso debieron instalarle una manguera precaria con la que lo higienizaban.

"Hablando con Claudia, me decía: 'Cabezón, si entrabas y veías dónde falleció Diego, te morís'", contaba Oscar Ruggeri, compañero de gloria en el Mundial de México 1986, hacía algunos meses. Las fotos parecen demostrar esa situación.

El baño de la casa no tenía bañadera y le instalaron una manguera de apuro. Foto gentileza A dos Voces.

La casa tenía en su planta baja un living con comedor integrado. Luego la cocina y el baño. Maradona fue alojado en el playroom porque no podía subir las escaleras, tanto por sus rodillas maltrechas como por su frágil estado de salud tras la intervención quirúrgica en la cabeza  por el hematoma subdural, realizada el 3 de noviembre en la Clínica Olivos, de Vicente López.

Mario Baudry, abogado querellante y representante de la querella que lleva adelante Dieguito Fernando bajo el amparo de su madre Verónica Ojeda, aseguró que Maradona "fue reducido a servidumbre", en relación al trato que recibió en su casa.

"A Diego lo bañaron una sola vez", dijo el abogado. Y sostuvo que usaron una manguera.

"Lo tenían como secuestrado por la junta médica. Nosotros pedimos que se amplíe la investigación de todo el proceso. Le sacaron sus bienes, le sacaron su nombre y firmaron contratos sin su consentimiento". Y agregó: "Esa casa no estaba en condiciones, él no quería estar ahí".

La causa judicial

Desorden en la casa donde Diego Maradona pasó sus últimos días. Foto gentileza A dos Voces

La semana pasada el neurocirujano Leopoldo Luque (39), considerado por los fiscales como uno de los principales responsables de la muerte de Maradona por ser el supuesto médico de cabecera, presentó un escrito en el que justificó el lugar en donde El Diez pasó sus últimos días.

Sobre la cuestionada internación domiciliaria para tratar su adicción al alcohol en la casa del country San Andrés de Tigre, Luque mencionó que "fue aceptada y avalada por todos los presentes", en una reunión de la que participaron médicos, familiares y la empresa de medicina prepaga luego de la operación del hematoma subdural en la Clínica Olivos.

Reiteró que Maradona se oponía a una internación en un instituto neuropsiquiátrico y que fue evaluado por dos psiquiatras y, a diferencia de lo que concluyó la junta, determinaron que "no tenía los parámetros requeridos por la Ley de Salud Mental 26.657, para ser internado compulsivamente".

Además Luque se desligó por completo de ser el máximo responsable médico durante aquella internación y aclaró: "Si bien la realización de la internación domiciliaria fue una sugerencia mía y de la Dra. (Agustina) Cosachov, yo no formaba parte de la misma, ni mucho menos, estaba a cargo de la misma".


Más de La muerte del 10
"No me dejaba que lo ayude a subir a la cabecera de la cama, me decía `no me toques que me fastidio´, no se me dio la oportunidad de brindarle la atención profesional adecuada. En un momento le ofrecí cambiarle la ropa y no me dejó", declaró una de las últimas enfermeras que lo atendió.
La frase que dijo Diego a su enfermara antes de morir