Mundo

Elsa amenaza y obliga evacuar a más de 200.000 personas en Cuba

El fenómeno, que se dirige a Florida, golpea la isla caribeña en el peor momento de la pandemia de coronavirus

La tormenta tropical Elsa, quinta de la actual temporada ciclónica  en el Atlántico, azotó el lunes el centro y el oeste de Cuba con fuertes lluvias y vientos sostenidos de hasta 100 kilómetros por hora de camino hacia Florida. Desde el domingo se sintió su influencia en el territorio oriental de Cuba, provocando la evacuación de más de 200.000 personas en la isla y numerosos daños en cultivos y zonas costeras, pero sin causar muertos. La llegada de Elsa ocurrió en medio del peor brote de coronavirus en la isla, después de cinco días de batirse récords de infectados, con cifras superiores a los 3.000 casos diarios, situación que mantienen los hospitales y los centros de aislamiento en un estado de gran tensión.

Precisamente, muchos de estos centros de aislamiento habilitados para combatir la epidemia son los lugares donde habitualmente las autoridades alojan a las personas que viven en zonas bajas y en riesgo de inundación, por lo que en esta ocasión a muchos se les pidió evacuarse a casa de amigos o familiares en tanto pasase el temporal. Otro problema adicional es el del grave desabastecimiento que afecta a Cuba en estos momentos, lo que obliga a la gente a hacer grandes colas en las tiendas para conseguir artículos de primera necesidad e imposibilita poder acumular víveres en los hogares.

Elsa fue el primer huracán de esta temporada ciclónica, aunque al entrar a Cuba por la costa sur de Matanzas, a las 2 de la tarde del lunes (hora local), por la zona de la Ciénaga de Zapata, había perdido intensidad y su categoría era de tormenta tropical. De cualquier modo, las amplias áreas de lluvia que llevaba asociadas este fenómeno meteorológico estaban provocando inundaciones y desbordamiento de ríos. Diversos pueblos del centro del país quedaron incomunicados por las fuertes precipitaciones, sobre todo en las áreas montañosas de la sierra del Escambray.

Elsa debia salir de Cuba en horas de la noche del lunes por la costa norte, cerca de La Habana, con rumbo hacia los cayos de la Florida. En el condado de Miami Dade, Elsa obligó el domingo a la demolición de la estructura de un edificio de 12 plantas parcialmente derrumbado el 24 de junio en la zona de Surfside. Los restos inestables del bloque en pie de Champlain Towers South, donde perdieron la vida 25 personas y hay más de 100 personas desaparecidas, resultaban una amenaza para los equipos de búsqueda y rescate que aún se encontraban en el lugar.

Elsa se formó frente a las costas de las islas Barbados el pasado miércoles y alcanzó la categoría de huracán durante el fin de semana a su paso por las islas del sur del Caribe, convirtiéndose en el primer fenómeno de la temporada de este tipo. Al llegar a República Dominicana, un joven de 15 años murió en la región de Bahoruco por la caída de un muro y una mujer de 75 años falleció al colapsar su casa en Bani, según ha informado el Instituto Nacional de Medicina Legal (Inacif). La Agencia Caribeña de Manejo de Emergencias por Desastres (CDEMA por sus siglas en inglés) notificó de una tercera víctima en Soufriere. El resto de la región ha reportado daños urbanos y en la agricultura sin más víctimas mortales.

La temporada de 2020 cerró el pasado noviembre siendo la más activa registrada en el siglo XXI. La cantidad de tormentas y huracanes identificados agotó los nombres de la lista previa de las autoridades, quienes tuvieron que recurrir al alfabeto griego. Este año se espera que la temporada sea igual de activa, gracias a la acción del cambio climático y el calentamiento de la superficie de los océanos. La aceleración del proceso entre La Niña y El Niño producirá más fenómenos en el Atlántico.

Más de Mundo
La ola de aire frío histórica que pasa por el sur de Brasil dejó una sorpresa casi inédita para la región: la caída de nieve en al menos 13 ciudades del estado de Rio Grande do Sul que dejó un manto blanco sobre el suelo y provocó decenas de fotos y videos en las redes sociales.

Brasil vivió una nevada histórica con temperaturas bajo cero