Exclusivo 24CON

JxC como la Selección de Sampaoli y los intendentes sólo ven una PASO de Santilli vs Manes

Nunca está claro si Mauricio Macri ama las analogías futboleras porque el fútbol es su pasión, o porque no se siente cómodo en otros ámbitos. Y para seguir esa línea argumental, podríamos decir que hoy la interna de Juntos por el Cambio se parece a la Selección argentina en Rusia 2018: el supuesto líder y DT (Mauricio Macri), es ninguneado por su equipo como sucedía con Sampaoli. El "hombre fuerte" en las sombras (Larreta), busca ordenar un vestuario alborotado -como era el caso de Mascherano-, y para colmo no tiene ningún Messi en el plantel y debe recurrir a un "9 con oficio" (Santilli) que no le garantiza ni siquiera un triunfo contra un rival (la UCR) que tuvo mucjos título y que busca dar el batacazo. Con esos jugadores y ese clima de inestabilidad permanente, La PASO de JxC es de verdad un culebrón cotidiano.

Por Martín Cabrales | Informe Rosario Kairuz

Tarde y a destiempo -como le sucedía a Sampaoli- Macri salió a presionar abiertamente a María Eugenia Vidal para que se discipline y sea candidata bonaerense. El ex presidente no dudó en usar la figura de un "duro" como Eduardo Feimmann para devaluarla de "leona" a "gatito". Y más allá de la pésima figura retórica elegida, el apriete de Macri a una Vidal que pasea por NY pareció inconducente y rupturista respecto de los esfuerzos que hacen los que más sufren (los intendentes "amarillos") la pelea cada día más pública del ex presidente y Rodríguez Larreta por ser el que manda hoy en el PRO. Los intendentes, los más valiosos (serían los hinchas argentinos en Rusia 2018) de este momento tan complejo en JxC, jugaron una ficha fuerte ayer en el corazón del Conurbano, Lanús. Jugaron fuerte sus fichas. Hablaron de unidad. Se quedaron con la lapicera para elegir cargos locales, y provinciales, y dejaron en claro que la única opción menos riesgosa seria una PASO sólo entre Santilli y Manes. Todo lo demás (una PASO amplia) la ven muy peligrosa. Ellos (todos menos Jorge Macri y Gustavo Posse) se encolumnarán atrás de Santilli.

Llegando a la recta final del cierre de listas, se fortalece en la provincia de Buenos Aires la candidatura del vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, ahora con el visto bueno de los intendentes, quienes se reunieron el día de ayer en el Parque San Martín de Valentín Alsina, en Lanús, junto a Horacio Rodríguez Larreta. 

De la reunión de la noche del feriado participaron Julio Garro (Intendente de La Plata), Néstor Grindetti (Intendente de Lanús), Héctor Gay (Intendente de Bahía Blanca), Guillermo Montenegro (Intendente de General Pueyrredón), Diego Valenzuela (Intendente de Tres de Febrero), Cristian Ritondo (Diputado Nacional por PBA) y María Eugenia Vidal a través de la plataforma Zoom. "El objetivo es convocar a todos los sectores a conformar la unidad del espacio, incluso que se sume Jorge Macri, y que acompañe el proyecto de unidad que se busca consolidar de cara a las elecciones" afirmaron a 24Con.com desde el entorno de uno de los intendentes participantes de la reunión. A pesar de las expresiones de deseo del larretismo por conformar una lista unitaria que enfrente al kirchnerismo con Santilli a la cabeza, puertas adentro las tensiones crecen y la posibilidad de una PASO en JxC es grande. El objetivo, por lo tanto, se reduce a que la contienda quede mano a mano entre el elegido de Larreta y la flamante incorporación de la UCR, Facundo Manes.

La apuesta fuerte por Santilli como único candidato para las elecciones de medio término es respaldada por los intendentes. Lo definen como "quien más se destaca y mejor mide en las encuestas, al mismo tiempo que su trayectoria dentro del peronismo es un mensaje a todo el peronismo de la provincia que no quiere votar al kirchnerismo". La decisión de fortalecer a Santilli en territorio bonaerense va en clara oposición a los integrantes del Grupo Dorrego, sobre todo de Jorge Macri, quien resiste fuertemente la imposición de candidatos que provengan del otro lado de la General Paz. Sin embargo, la "lapicera" para el armado de listas la tienen los intendentes.

"Los intendentes son los que tienen territorialidad, y eso Santilli lo conoce" aseguraron desde el entorno de uno de los participantes. Desde el larretismo tienen claro que no concretar la ansiada lista única que sume a todos los sectores en disputa, sería armar una "guerra abierta" dentro del PRO, que pondría en riesgo los armados locales. Sin embargo, los distintos sectores en disputa no le dan tregua al Jefe de Gobierno porteño, quien se acomoda para quedarse con la presidencia del país en 2023. El ex presidente Macri no pierde la oportunidad de marcar la cancha y por estas horas declaró que quien debe ser la candidata en la provincia es María Eugenia Vidal. Esta declaración se suma a las de Guillermo Posse, quien aseguró en una entrevista que encabezará una lista como precandidato a diputado nacional por la provincia. El intendente de San Isidro juega junto a Emilio Monzó en el armado de una alternativa radical-peronista dentro del frente. Sin embargo, para el larretismo no representan un gran peligro, ya que se manejan con la certeza de que no van a "largarse solos" sino que terminarán acordando su lugar en la lista de alguno de los dos sectores mayoritarios en disputa. El objetivo es llegar a septiembre con una sola lista, pero conscientes de que es una tarea difícil, que haya dos listas en las elecciones bonaerenses sería aceptable por parte del larretismo y los intendentes que lo acompañaron en el día de ayer, ya que no desmerecen las elecciones internas contra otro armado de Juntos por el Cambio. Esta posibilidad, como lo expresaron desde el entorno de uno de los intendentes: "Tensa, pero no rompe".

Más de Exclusivo 24CON
Víctor Santa María es el más digno heredero de Augusto Timoteo Vandor (el histórico dirigente de la UOM que a mediados de los ´60 traicionó a Perón y arregló con la dictadura de Onganía) que supo prohijar el ecosistema del peronismo porteño, un sello partidario armado para ser sistemáticamente derrotado en las urnas (su única victoria - desde el regreso de la democracia- fue en las legislativas de 1993 con el menemista Erman González) y para validar la hegemonía primero macrista y luego larretista desde 2007 en adelante.
Santa María: el "Vandor" del PJ porteño que hace negocios inmobiliarios de U$S 160M y acumula medios