Viral

5 consejos básicos y simples de edición de videos para principiantes

Si estás incursionando como editor de video, seguramente, te asaltan muchas dudas sobre cómo empezar para hacer las cosas bien desde un principio. En esta nota, te compartimos cinco claves para que comiences con buen pie.

1. Elegir bien las herramientas

Actualmente, existen miles de recursos para generar contenido. En principio, es importante elegir un editor de video que permita ir explorando las posibilidades de edición y nos resulte cómodo.

Como creador de video, es más valioso y productivo que domines en profundidad unos pocos programas, a que utilices muchos a medias. También, es clave tener en cuenta que la edición de videos consume bastantes recursos, así que, dependiendo del software, también necesitaremos una máquina más o menos potente.

2. Ejercitar el ojo crítico

Tanto si queremos llegar a ser editores de video profesionales o por afición, es importante saber que la formación continua y constante es indispensable. El mundo audiovisual cambia constantemente y es necesario mantenerse actualizado.

Por suerte, el material disponible en la web es enorme y nos permitirá capacitarnos en diversos aspectos. También, es importante ir agudizando el ojo al mirar una película o un video. Luego, podemos compararlo con todo lo que aprendimos. Este ejercicio puede constituir una valiosa escuela.

3. Organizar bien el material y las ideas

Esto es esencial. Lo más importante en un video es que cumpla con el objetivo o que exprese bien lo que desea transmitir. Teniendo la idea bien clara en mente, todo lo que hagamos debe estar orientado a lograrlo. Esto comienza desde que seleccionamos el material y le asignamos un orden y un formato.

En este punto, es recomendable realizar un diseño previo con una maqueta mental del resultado esperado. Acá, debemos tener en cuenta siempre la plataforma donde se publicará o reproducirá el resultado. También es clave realizar copias de seguridad, de ser posible en la nube, así como crear una carpeta del proyecto y mantenerla organizada.

4. Utilizar los recursos justos

Si el software de edición constituye la herramienta, los conocimientos son los que te permitirán sacarle verdadero provecho. La edición de video en realidad es la correcta aplicación de múltiples recursos que le den valor al material.

Es importante editar sin miedo, pero sin exageraciones. No te dejes abrumar con las posibilidades que ofrece el software, en estos casos casi siempre es mejor que falte a que sobre. La continuidad fluida de escenas, la buena ubicación de textos y gráficos, el buen balanceo de colores, la perfecta sincronización del sonido, son aspectos que se van aprendiendo y dominando con la práctica.

5. Revisar y re-editar

Una vez hayamos terminado, es clave volver a empezar. Con mucha paciencia, debemos repasar todo para ver si cumple con el objetivo. No veas esto nunca como un paso extra, sino como parte inseparable del trabajo de un editor de video.

Es recomendable organizar el tiempo para que dedicarnos con tranquilidad a editar. Muchas veces, nos encontraremos con que tenemos que volver sobre nuestros pasos una y otra vez hasta conseguir el efecto deseado.

Más de Viral