Conurbano

Encontró a su novia con otro y le disparó a quemarropa

Todo ocurrió en Villa Ponsati. La víctima quedó internada en el hospital San Martín, donde fue operado y se encuentra internado en grave estado.

Un dramático hecho se vivió en Villa Ponsati, ciudad de La Plata. Un hombre descubrió a su esposa en una aparente situación amorosa con otra persona y perdió los estribos: agarró con violencia a la mujer, la obligó a bajarse del vehículo y le disparó a quemarropa al presunto amante, que ahora lucha por su vida.

La víctima tuvo que ser trasladado de urgencia por los vecinos que presenciaron el violento ataque al hospital San Martín, donde fue operado y se encuentra internado en grave estado. "Pasó las 48 horas críticas y hasta el viernes estuvo en terapia intensiva. Tiene dos bolsitas osteopáticas para evacuar y el pronóstico es reservado", explicaron los médicos en diálogo con el portal 0221.

Además, los profesionales adelantaron que por la gravedad del cuadro, el paciente "tiene para unos seis meses de recuperación, aproximadamente". De acuerdo con el relato de vecinos, el marido obligó a ambos a bajar del auto, sacó de su ropa un arma de fuego de calibre 38 y le disparó en el estómago. Al verlo herido, escapó envuelto en un ataque de nervios, dejando a la víctima desangrándose y a su esposa en la calle.

Al escuchar el disparo, los vecinos salieron de sus respectivas casas y trasladaron al supuesto amante al hospital. De hecho, la declaración de los testigos coinciden con las imágenes registradas por las cámaras de seguridad de la zona, las cuales le permitieron a los investigadores reconstruir la violenta escena e identificar al agresor, que fue detenido poco después en una casa ubicada en 123 y 612.

En el allanamiento, la Policía Científica secuestró municiones calibre 38 y dos celulares. Pero no dieron con el arma. La causa quedó en manos la Unidad Fiscal para la Investigación (UFI) N°1 del Departamento Judicial La Plata. El detenido, de 38 años, quedó imputado, acusado de tentativa de homicidio por dispararle a la víctima a quemarropa.

Un hecho similar había ocurrido meses atrás en Merlo. A fines de abril, un tatuador de 22 años se entregó a la Policía después de interceptar a otro joven en la esquina de Ancón y Lacroze y dispararle 14 veces. La violenta secuencia fue grabada por un testigo y se viralizó. El detonante del ataque fue un supuesto "me gusta" que la víctima del ataque le puso a una foto que la novia del agresor había subido a su perfil de Facebook.


Más de Conurbano