Mundo

Minneapolis vuelve a salir a la calle tras el asesinato de otro joven negro

Daunte Wright, de 20 años, recibió varios disparos después de que los agentes le pararan por una infracción de tráfico.

Minneapolis vuelve a arder. Este fin de semana las calles han vuelto a ser testigo de las protestas contra la policía después de que un oficial matara a tiros a un joven negro tras detener su vehículo por una infracción de tránsito, a tan sólo a 16 km dedonde George Floyd fue asesinado.

El hombre asesinado por la policía fue identificado como Daunte Wright, de 20 años. El gobernador de Minnesota, Tim Walz, dijo en un comunicado que estaba monitoreando los disturbios en Brooklyn Center, un suburbio de Minneapolis, mientras "nuestro estado llora otra vida de un hombre negro que terminó a manos de las fuerzas del orden".

Cientos de personas se han concentrado frente al edificio del Departamento de Policía de Brooklyn Center el domingo por la noche. Los agentes antidisturbios se desplazaron al lugar y dispararon balas de goma y lanzaron gases lacrimógenos contra la multitud.

Los manifestantes ya habían pasado los últimos días en Minneapolis para protestar por el juicio de Derek Chauvin, acusado de la muerte de George Floyd. 

Chauvin está acusado de asesinato y homicidio involuntario por arrodillarse en el cuello de Floyd, un hombre negro de 46 años esposado, durante el arresto mortal en mayo pasado, cuyo video desató protestas mundiales contra la brutalidad policial.

La madre de Wright, Katie Wright, dijo a los periodistas que recibió una llamada de su hijo el domingo por la tarde diciéndole que la policía lo había detenido por llevar ambientadores colgando de su espejo retrovisor, algo ilegal en Minnesota. Podía escuchar a la policía decirle a su hijo que saliera del vehículo, explicó.

"Escuché refriegas, y a los oficiales de policía decir, 'Daunte, no corras'", dijo entre lágrimas. La llamada terminó y ella volvió a marcar su número. Entonces, su novia respondió y dijo que estaba muerto en el asiento del conductor.

En un comunicado, la policía del Brooklyn Center dijo que los agentes detuvieron a un hombre por una infracción de tráfico y descubrieron que tenía una orden de arresto pendiente. Cuando la policía trató de arrestarlo, él regresó al coche y un agente le disparó. El hombre condujo varias cuadras antes de chocar contra otro vehículo y morir en el lugar.

La policía dice que las cámaras corporales de ambos agentes estaban grabando durante el incidente. La Oficina de Detención Criminal del estado está investigando el tiroteo.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles exigió la publicación inmediata de cualquier video existente del tiroteo. El grupo señaló tener "profundas preocupaciones de que la policía parece haber usado los ambientadores colgantes como una excusa para parar el coche, algo que la policía hace con demasiada frecuencia para atacar a los negros".

Más de Mundo