Sociedad

Asesinaron en una entradera a un policía retirado en Barracas

Tenía 66 años, se estaba por jubilar y planeaba mudarse a la costa para ponerse un comercio. Se quería ir de la Ciudad por la inseguridad para radicarse en Santa Clara del Mar.

"Lo mataron por defender a su mujer, porque su mujer está enferma", relató uno de los vecinos el ex yerno de Afredo Poggetti, el policía asesinado en Barracas por otro intento de robo, que pone sobre la superficie en flagelo de la Ciudad de Buenos Aires en materia de inseguridad.

"Se llevaron al abuelo de mi hijo con tres tiros", agregó y se preguntó. "Cómo le explico a mi hijo de 13 años que no lo voy a ver más"; se lamentó ante las cámaras de los móviles de la televisión que llegaron a barracas para cubrir el hecho.

"Se estaba por jubilar, su sueño era vivir en el mar. No sé si quiso sacar su arma reglamentaria o le dispararon primero y después le quisieron robar", agregó el familiar testigo.

El trágico episodio se registró alrededor de las 20.30 de este jueves en la esquina de las calles California y Río Limay, del mencionado barrio porteño y la víctima fue identificada como Alfredo Polleti.

Fuentes policiales informaron que el hombre fue interceptado por los delincuentes armados cuando intentaba ingresar a su domicilio, el hombre habría intentado impedir que ingresen a su casa y los sujetos le efectuaron al menos tres disparos que le provocaron la muerte.

Según se indicó, minutos más tarde efectivos de la Prefectura Naval Argentina (PNA) con jurisdicción en la zona y de la Policía de la Ciudad se hicieron presentes en el lugar y detuvieron a tres sospechosos, dos hombres y una mujer.

La investigación quedó a cargo de la Fiscalía Nacional Criminal y Correccional 1, a cargo del doctor Pablo Recchini. En tanto, la Brigada de Investigaciones de la Comuna 4 trabaja en el relevamiento de cámaras de seguridad privadas y de la Ciudad. El fiscal interviniente dispuso el traslado del cuerpo de Poggetti a la Morgue Judicial para realizar la autopsia correspondiente.

Alfredo Poggetti, de 66 años tenía tres nietos: Vito, Milo y Oliva. Estaba punto de jubilarse y tenía planes de mudarse a la Costa Atlántica para rearmar allí una nueva vida. "Se quería jubilar y abrir un puesto en Santa Clara del Mar para vender sándwiches y vivir cerca de la playa, pero lamento que se pusieron tres personas en frente, lo empujaron y lo mataron", relató su yerno al borde del llanto.

"Es el abuelo de mi hijo el que resultó fallecido esta noche. Su hijo es gerente de sistemas de América, así que, a toda la familia del canal esto nos ha invadido. Es una situación increíble. Yo nací en este barrio, en Barracas, crecí y me crie acá, que era el lugar más lindo para vivir, pero ahora la violencia y la delincuencia están haciendo estragos", explicó Beto Starck, camarógrafo de América TV y ex suegro del suboficial asesinado brutalmente en Barracas delante de su familia.

Más de Sociedad