Mundo

Siete claves del segundo juicio político a Trump: ¿Cuál es el verdadero motivo?

De qué se acusa a Trump?, ¿es posible juzgar a un expresidente?, ¿puede Trump ser condenado o...inhabilitado?

Un año después de pasar por su primer 'impeachment', Donald Trump ha vuelto a ser reprobado por la Cámara de Representantes y afronta un segundo juicio político en el Senado.

JIM WATSON / AFP

Solo en cuatro ocasiones en la historia de Estados Unidos el Senado ha celebrado un juicio político a un presidente, pero para Donald Trump es ya la segunda vez que pasa por el trance. El juicio es la segunda parte del proceso del impeachment. Esta vez fue un proceso exprés: el 13 de enero, una semana después del ataque al Capitolio, la Cámara de Representantes del Congreso aprobó la reprobación  del entonces presidente. Ahora la pelota pasa al Senado. En diciembre del 2019, Trump fue reprobado por pedir favores electorales a Ucrania pero el Senado, en febrero del 2020, lo declaró inocente.

? ¿De qué se acusa a Trump?

Esta vez, el motivo del impeachment es el papel de Trump en el asalto al Capitolio del 6 de enero por parte de sus seguidores después de un mitin masivo en su apoyo celebrado detrás de la Casa Blanca. Una semana después de los hechos, los congresistas reprobaron al presidente por incitación a la insurrección. El impeachment salió adelante por 232 votos a favor (entre ellos, 10 republicanos) y 197 en contra.

? ¿Cuándo y cómo se hará el juicio político?

El proceso comienza el martes 9 de febrero en el Senado a partir de las nueve de la mañana la una de la tarde hora local de Washington, siete de la tarde en la España peninsular. El Capitolio es así, a la vez el lugar del crimen y el escenario del juicio.  No está claro todavía cuánto durará pero se espera que no se alargue más de una semana. Esta vez, los demócratas, instigadores del proceso, consideran que los hechos están más que claros (la definición jurídica sería sedición según el consenso académico, quizás un golpe de estado), los senadores fueron testigos directos  y las posiciones de la mayoría de senadores están claras de antemano. No se descarta que se llame a declarar a testigos externos, como alguno de los policías que se enfrentó a los insurrectos.

? Pero ¿es posible juzgar a un expresidente?

Buena pregunta. De acuerdo con los abogados defensores del ciudadano Trump y la mayoría de los congresistas republicanos, la respuesta es no. Los demócratas y un nutrido grupo de académicos y expertos en la Constitución estadounidense, entre ellos los del lobby conservador The Federalist Society, discrepan. Hay al menos tres precedentes de juzgar a un alto cargo del gobierno (el impeachment no están reservados al presidente o vicepresidente, más bien al contrario) que ya había dimitido para intentar evitar el castigo del Congreso o ya no estaban en el cargo tras ser reprobados.

? ¿Puede Trump ser condenado?

Parece difícil. Para ser declarado culpable, sería necesario que dos tercios de los 100 senadores votaran a favor de su condena. En esta legislatura, los escaños del Senado están repartidos a partes iguales entre republicanos y demócratas, que necesitarían por tanto que 17 miembros del partido del expresidente apoyaran el castigo. Si la votación sobre la constitucionalidad del proceso  es un indicador del veredicto del juicio, Trump puede estar tranquilo. Solo cinco estuvieron de acuerdo en que se le pudiera juzgar.

? Trump ya no es presidente ¿Para qué tanto lío?

Eso es lo que dicen los republicanos, que creen que hay que "pasar página" y advierten que el proceso solo ahondará la división del país. Los demócratas creen que Trump es "singularmente responsable" de lo ocurrido, por su conducta en las semanas previas a los hechos, su negativa a asumir su derrota y los mensajes que lanzó a sus seguidores para que fueran al Capitolio y presionaran a los legisladores, reunidos para certificar la victoria de Joe Biden. Pero hay algo más.

Al haber sido reprobado en dos ocasiones, Trump puede ser sometido a un voto de inhabilitación. Es lo que buscan los demócratas, para impedir que pueda volver a ostentar ningún cargo público en el futuro. Cuando termine el juicio político del Senado, podrán convocar una votación sobre la inhabilitación del expresidente. Y en este caso solo se precisa una mayoría simple para que salga adelante. Los demócratas tienen 50 escaños y los republicanos, otros 50. El voto de desempate corresponde a la vicepresidenta Kamala Harris, que es además presidenta del Senado. Está por ver que todos los demócratas vayan a estar de acuerdo en inhabilitar a Trump.

? ¿Quiénes son sus abogados?

A diferencia de lo ocurrido en su primer impeachment, ya no cuenta con los letrados de la Casa Blanca ni juristas de renombre como Alan Dershowitz. Cinco de sus abogados dimitieron hace apenas una semana, supuestamente porque se negaron a incluir las infundadas denuncias de fraude electoral en la defensa de la conducta del expresidente. Han tomado el relevo dos juristas acostumbrados a la polémica: David Schoen, un frecuente comentarista televisivo que estuvo a punto de defender a Jeffrey Epstein, y Bruce Castor, exfiscal de distrito en Pensilvania, marcado por su negativa a presentar cargos contra el actor Bill Cosby cuando fue denunciado por abusos sexuales en el 2004.

? ¿Estará presente Trump en el juicio?

No. Los fiscales le habían invitado a testificar bajo juramento para ver si así sigue negando ciertos hechos pero sus abogados declinaron la oferta. Presumiblemente el ciudadano Trump seguirá el juicio desde su mansión en su club de golf en Palm Beach (Florida), donde se instaló tras abandonar la Casa Blanca. Esta vez estará privado esta vez de su juguete digital favorito, su cuenta de Twitter, desde la que hace un año enviaba comentarios en directo sobre el histórico proceso.

LaVanguardia

Más de Mundo