Deportes

Amenaza de muerte e insulto racista: la pelea de dos cracks que estalló en Italia

Discutieron en el clásico entre Milan e Inter y el sueco, que se referió despectivamente a la madre del belga, fue expulsado.

El belga Romelu Lukaku, de Inter, amenazó de muerte al sueco Zlatan Ibrahimovic, del Milan, durante la discusión que mantuvieron  en el clásico por la Copa Italia de fútbol el martes último, según lo reveló hoy la prensa italiana.

Las horas pasaron después del inesperado escándalo protagonizado por los famosos delanteros y se supo que, además de los insultos, el belga amenazó de muerte al sueco, señaló el diario La Gazzetta dello Sport.

Al finalizar el primer tiempo del clásico milanés, que ganó inter sobre el final por 2 a 1, Lukaku persiguió al sueco (había sido expulsado) camino al vestuario y le gritó: "Eres hombre muerto. Te voy a volar la cabeza de un disparo".

Por ahora no transcendió ningún comentario racista que pudiera alterar de ese modo al belga por parte de Ibrahimovic.

En ese contexto, la versión que circuló acerca de lo que desencadenó el enojo del belga fue que Ibrahimovic se refirió despectivamente a su madre: "Llama a tu mamá, andá a hacer tus ritos vudú de mierda".

Los dichos del sueco se deben a que en Inglaterra causó sensación cuando Lukaku no renovó su contrato con Everton a pesar de una gran oferta, porque cuando estaba a un paso de firmar recibió un consejo de su madre Adolphine, una mujer congoleña que en un ritual vudú habría recibido la sugerencia de que su hijo firmara con otro club.

Según testigos y La Gazzetta dello Sport, Lukaku durante la pelea en el campo de juego le dijo a Ibrahimovic "¿Quieres hablar de mi madre? ¿Por qué?" y el sueco le respondió " Vete a la mierda, tú y tu madre".

En el complemento el partido tuvo un quiebre cuando Ibrahimovic vio la segunda amarilla por una falta en mitad de cancha ante Kolarov. Allí Inter se hizo fuerte y logró llegar al empate gracias a un gol de penal de Lukaku. Ya en el séptimo minuto adicional, el danés Christian Eriksen se hizo cargo de un tiro libre y colgó la pelota contra un ángulo. Inatajable para Ciprian Tatarusanu.

En las semifinales, el Inter enfrentará a Juventus.

Zlatan, horas después, se defendió de las acusaciones y escribió en Twitter: "En el mundo de Zlatan no hay lugar para el racismo. Todos somos la misma raza. Todos somos iguales. Todos somos jugadores. Algunos mejores que otros".

Más de Deportes