Viral

Muestras de arte rupestre en Argentina

La huella de nuestros antepasados más lejanos es visible en varios puntos del país.

Hace apenas unos días se conocía la noticia del descubrimiento de la obra de arte más antigua del mundo en la isla de Célebes, Indonesia. Se trata del dibujo de un jabalí enmarcado en lo que parece una escena de caza que se pintó hace más de 45,500 años; se superaba así el récord de 43,900 años que, a finales de 2019, había establecido el mismo equipo de científicos al hallar otras pinturas en unas cuevas cercanas.

Estos hallazgos en las cuevas de difícil acceso de una remota isla indonesia desmontaban la teoría de que las primeras muestras de arte rupestre eran las que se habían encontrado en Europa. Tradicionalmente, se había considerado los bisontes de las cuevas de Altamira, en España, y los caballos y ciervos de la cueva Lascaux en Francia como las primeras muestras de arte figurativo del mundo. Sin embargo, esas pinturas "solo" tienen unos 15,000 y 17,000 años de antigüedad respectivamente.


QUÉ ES EL ARTE RUPESTRE

Con este último descubrimiento se ha vuelto a abrir el debate sobre lo que consideramos "arte", si esas pinturas de nuestros antepasados se pueden considerar artísticas.

A partir de los hallazgos arqueológicos encontrados, es fácil determinar qué hacían los neandertales o los primeros Homo sapiens para sobrevivir. Incluso en actividades recreativas que han sobrevivido en el tiempo, pese a ser muy antiguas, es posible rastrear sus orígenes y saber cómo encajaban en las sociedades antiguas. Es el caso de juegos que siguen de actualidad pese a haberse inventado hace siglos, como la ruleta, más vigente que nunca por la ruleta online, o incluso hace miles de años, como el ajedrez, que últimamente se ha convertido en un fenómeno. Ocurre también con muchos deportes actuales, cuyo origen está muy bien documentado pese a que este se encuentre, por ejemplo, en las ya lejanas civilizaciones amerindias, en la Antigua Grecia o en el Imperio Romano.

En el caso del "arte rupestre" no se puede más que imaginar; es muy difícil saber cuál era la intención real de aquellos que pintaron las paredes de las cuevas hace más de 40,000 años. El consenso general es que se considera arte rupestre cuando se trata de formas figurativas, es decir, hay una intención clara de plasmar la realidad de manera más o menos fiel. Por eso, el jabalí de la isla de Célebes sí se considera arte, aunque lo que no está tan claro es si hay una intención narrativa, de contar una historia, detrás de esas pinturas.

En Europa, hay varias pinturas cuya autoría se cree que pertenece a los neandertales y que tienen 60,000 años de antigüedad, pero se trata de simples trazos, sin formar ninguna figura. El primer "dibujo" que se atribuye a nuestra especie, el homo sapiens, se encuentra en Sudáfrica y tiene 73,000 años, aunque también son simples rayas. Y el que se considera primer dibujo de la historia se encontró en Indonesia sobre una concha y se cree que fue hecho hace más de 400,000 años.

ARTE RUPESTRE EN ARGENTINA

Las muestras que todavía se pueden observar en la Argentina pertenecen al primer grupo que hemos mencionado, al arte rupestre, el que es figurativo. Se trata de dibujos que representan figuras animales y humanas y otros elementos de la naturaleza, algunos de los cuales no son reflejo de la realidad, sino que tienen un carácter simbólico o espiritual.

De norte a sur del territorio argentino, pueden encontrarse puntos en los que disfrutar de petroglifos (grabados en la piedra), geoglifos (figuras o formas construidas con piedras) o pictografías (dibujos realizados con pigmentos sobre la roca). Además, no cesan de aparecer restos arqueológicos que nos remontan al paleolítico, como los huesos de un perezoso gigante hallados en Santiago del Estero a finales del año pasado.

Estos son algunos de los enclaves de arte rupestre más importantes de la Argentina:

Parque Patagonia Argentina, Santa Cruz

En este parque natural, situado al noroeste de Santa Cruz, se encuentra la que probablemente sea la muestra de arte rupestre más importante de la Argentina: la Cueva de las Manos. En esta cueva de 24 metros de profundidad y unos 10 metros de altura se encuentra la mayor concentración de manos pintadas en negativo (un total de 729) de la zona. Unas pinturas con más de 9,300 años que fueron declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

En plena Patagonia, la Cueva de las Manos se halla a más de 160 kilómetros del pueblo más cercano, Perito Moreno, en el Cañadón del Río Pinturas. Un paraje espectacular que está siendo muy popular estos días, incluso pese a que la Cueva de las Manos permanece cerrada al público en estos momentos.

Aunque menos conocida, también en Santa Cruz cabe destacar la estancia La María, un complejo con diferentes cuevas, unas 80, en las que se pueden apreciar pinturas de hace más de 12,600 años.

Reserva Natural Cerro Colorado, Córdoba

En esta área se conservan algunas de las últimas expresiones de arte rupestre del país. Las pinturas que se encuentran por los cerros Colorado y Veladero o por los parajes de La Quebrada y El Desmonte se empezaron a realizar hace más de 1,200 años y las últimas muestras son del siglo XVI.

Lo más particular de estas pinturas primitivas que son el reflejo de las diferentes civilizaciones que habitaron la zona, es que se pueden observar representaciones de los conquistadores europeos a caballo, algo de lo que hay muy pocos ejemplos a lo largo de Sudamérica.

Inti Huasi, San Luis

La región del Cuyo también es muy rica en vestigios del pasado. En las sierras de San Luis encontramos la Gruta Inti Huasi, cerca de La Carolina. La gruta de origen volcánico acoge una caverna de unos 60 metros de profundidad a lo largo de la cual se han ido encontrando, no solo pinturas rupestres que remiten a los pueblos amerindios, sino también varios objetos y utensilios.

Catamarca

Esta es una de las zonas más ricas a nivel arqueológico del país, gracias a las muchas muestras de arte rupestre que se pueden ver en varios puntos de la provincia. Ejemplos de grabados y pinturas de distintas culturas, como la cultura Aguada, cuyo legado se puede ver en los pueblos de Icaño y Ancasti, o como las rutas indígenas de Laguna Blanca.

Destaca especialmente el sitio de La Tunita, en la Sierra de Ancasti, considerado como una de las muestras de arte rupestre más extensas de América.

Más de Viral