Coronavirus

Ocho gorilas de San Diego, los primeros primates en contraer el virus

Por primera vez, se detectó a gorilas infectados de coronavirus. Ocurrió en el zoológico de San Diego, Estados Unidos, donde al menos ocho animales dieron positivo de Covid-19, confirmaron este lunes las autoridades del parque y el gobernador Gavin Newsom.

El miércoles de la semana pasada, dos gorilas del citado zoo comenzaron a toser. Una prueba preliminar mostró la presencia del virus el viernes, resultados que fueron ratificados en las últimas horas por un laboratorio veterinario del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Actualmente, tres animales muestran síntomas y se sospecha que fueron infectados por un cuidador cuyo test arrojó resultado positivo hace más de una semana, según un comunicado de prensa del zoológico. Pero por la convivencia en un mismo espacio, se supone que todo el grupo de ocho gorilas estuvo expuesto al Covid-19.

"Aparte de algo de congestión y tos, los gorilas están bien", dijo Lisa Peterson, directora ejecutiva de San Diego Zoo Safari Park, en declaraciones que reprodujo CNN.

Gorilas del zoológico de San Diego. Foto Reuters

El grupo de gorilas "permanece junto en cuarentena, y está comiendo y bebiendo. Tenemos la esperanza de una recuperación completa", agregó. Por ahora no iniciaron con estos animales un tratamiento específico contra el Covid-19.

Aunque otras especies de animales contrajeron el coronavirus, desde visones hasta tigres, este es el primer caso conocido de una transmisión a grandes simios (incluye a chimpancés y orangutanes), aunque investigaciones anteriores demostraron que algunos primates no humanos son susceptibles al virus. Por el momento, no se sabe si pueden tener alguna reacción grave.

Los expertos en vida silvestre expresaron su preocupación sobre el Covid-19 en gorilas, una especie en peligro de extinción que comparte el 98,4% de su ADN con los seres humanos y que son animales inherentemente sociales.

El San Diego Zoo Safari Park está cerrado al público desde principios de diciembre, pero los empleados siguen trabajando para cuidar a los 6.500 animales que tienen en sus instalaciones.

Ahora en el lugar prevén ser más estrictos con los protocolos. El personal que entre al recinto de los gorilas usará un overol descartable sobre su ropa de trabajo y los guardias que ya tenían que usar máscaras, sumarán otra protección para los ojos.

Más de Coronavirus