Sociedad

Policías irrumpieron en fiesta swinger clandestina y los confundieron con stripers

Dentro de un salón de fiestas, 12 parejas formaron parte de un "tour erótico". La policía logró desarticular la reunión y abrió una causa por incumplimiento de medidas para evitar la propagación del coronavirus.

 La Policía Bonaerense y del Municipio de General Pueyrredón concretaron este domingo 10 de enero un allanamiento con el objetivo de detener una fiesta swinger. La misma se llevaba a cabo en la localidad de Sierra de los Padres, a dos kilómetros de la ruta 226. 

Dichas fuerzas policiales acudieron al establecimiento tras recibir una denuncia anónima. Haciéndose presentes en el lugar, y alrededor de las 22, uno de los integrantes de dicha fiesta procedió a abrirles la puerta y los dejó ingresar.

 Dentro del salón de fiestas, 12 parejas oriundas de Buenos Aires de entre 35 y 55 años se encontraban reunidas en lo que aparentemente formaba parte de un "tour erótico". Habían desplegado colchones, lo que indicaba también la posibilidad del posterior actividad sexual.

Increíblemente, cuando vieron a los allí presentes vieron a los agentes, pensaron que se trataba de strippers. De tal manera, una de las participantes se acercó a una oficial y le dijo: "Me calentás".

En la misma línea, otra de ellas, al enterarse que los integrantes de la policía no eran lo que parecían ser, reconoció: "¡Qué lástima! Cuando los vi, pensé que había llegado el postre".

Según el secretario de Seguridad de la comuna, Gustavo Jara, se encontraran con un sendero, un micro escolar, que indicaba que se trataba de un contingente, "música, luces y se desarrollaba una comida".

El funcionario remarcó, además, que se traba de una situación "rara", de la misma manera que en otros medios, diversos participantes del operativo tildaron a la escena como "bizarra".

 Acto seguido, los oficiales procedieron a clausurar la finca, además de notificar a los presentes que se les abriría una causa por haber violado el artículo 205 del Código Penal. En este, se detalla el incumplimiento de medidas adoptadas por las autoridades para impedir la propagación de una pandemia. 

 A su vez, y durante la noche del viernes y la madrugada del sábado, el municipio recibió otras 38 denuncias por fiestas clandestinas. Solo 21 fueron investigadas mientras que cinco resultaron ser falsas, cuatro no pudieron ser localizadas por "datos insuficientes" y 12 precedieron a ser desactivadas. 

Más de Sociedad