La muerte del 10

Nuevos estudios demuestran que nadie cuidó a Diego en sus últimos días

El abogado defensor de la psiquiatra de Diego Maradona, Agustina Cosachov, indicó que la salud cardiológica del astro fallecido fue chequeada, pero que no se había indicado ningún seguimiento.

El abogado defensor de la psiquiatra de Diego Maradona que es investigada en la causa por su muerte, Agustina Cosachov, sostuvo este miércoles que el corazón del astro fallecido había sido estudiado poco antes de que ella comenzara a atenderlo, y que "no hubo una recomendación de un seguimiento por cardiología".

"Si Cosachov sabía de la existencia de esas patologías, ella tomó contacto cuando él estaba internado en una clínica y, a través de un estudio de ecodoppler cuyos médicos no recomendaron ningún seguimiento por cardiólogo", manifestó Vadim Mischanchuk.

Luego de haberse conocido en las últimas horas los exámenes histopatológicos y toxicológicos realizados sobre los órganos de Maradona, el letrado consideró que hasta este momento los resultados no comprometen a la psiquiatra, debido a que, "si bien se detectaron fármacos", algunos de los cuales indicó su defendida, "hay otros que no están porque quizás se eliminaron por orina o por sudor, y no está determinada la cantidad".

"Cuando se hace un análisis toxicológico se tiene que ver primero qué fármacos están, si corresponden o no a la patología que se estaba tratando, y en tercer lugar la dosis, eso no surge de estos estudios, manifestódijo.

En ese sentido, agregó que "algunos medicamentos que tomaba el paciente pueden tener efectos colaterales no deseados, que el médico evalúa en torno al riesgo-beneficio, el tema es que hasta que no estén las dosis, no se va a poder determinar si esos medicamentos pudieron tener un efecto adverso en el funcionamiento del corazón".

Mischanchuk explicó además que el exfutbolista "había estado internado anteriormente a su estadía en la casa de Tigre, y antes de eso en otro lugar, y en ningún momento, a pesar de que se le hicieron estudios de corazón muy específicos, ningún médico recomendó tratamiento cardiológico".

"La medicación que indicó la doctora Cosachov era medicación que el paciente ya venía tomando, inclusive estando internado en instituciones donde lo vieron médicos de todas las especialidades, con lo cual la medicación siempre estuvo consensuada con médicos de otras instituciones donde el paciente estuvo internado", siguió.

Por otro lado, destacó el hecho de "que no se haya detectado el consumo de sustancias de uso problemático, porque eso indica un apego al tratamiento".

"Mi función dentro del expediente es ver si a Cosachov la acusan de algo. Todavía no hay una acusación formal porque no se hizo una junta médica, y, si la hay, explicar por qué ella hizo todo lo que hizo. Todas las decisiones que tomó están basadas en criterio médico sustentado en la ciencia y la bibliografía", finalizó diciendo el abogado.

Más de La muerte del 10