Deportes

Eterno faraón del fútbol: Diego firmó un documento para que lo embalsamen

El 13 de octubre pasado, el astro autorizó la puesta en marcha del proyecto Universo Maradona para mantener su recuerdo vivo en el mundo. El Museo incluiría muchas de sus "máximos trofeos, objetos personales y recuerdos queridos", como dice el documento.

"A Diego le importaba mucho la trascendencia. Más que estar vivo". La frase fue pronunciada por quien estuvo presente en el momento, 40 días antes de su fallecimiento, en que Diego Maradona firmó un documento llamativo. Puso en marcha una serie de mandatos, incluyendo que tras su muerte --en ese momento no la preveía tan cercana-- su cuerpo fuera embalsamado y que se lo exhibiera en un museo con todos los trofeos, camisetas y objetos que juntó en su carrera. Maradona estaba impactado por el mausoleo de Lenin, en la Plaza Roja de Moscú, donde se exhibe el cuerpo del líder de la Revolución Rusa, pero también lo influyó la decisión de embalsamar el cuerpo de Hugo Chávez. El Diez además firmó una autorización para que se realizara un acuerdo con el reconocido director artístico Javier Grosman, quien condujo los mágicos eventos del Bicentenario y diseñó Tecnópolis, con el mandato de armar el museo. Pero no sólo el museo: bares en todo el mundo - se llamarían Bodegón Maradona-, afiches con sus frases más famosas, merchandising, un tour Maradona por Buenos Aires, un museo itinerante, videos y decenas de otros proyectos.

Todas esas ideas, que podrían parecer delirantes, en verdad no quedaron en el terreno de la imaginación, sino que se pusieron en marcha. La orden de Maradona a su abogado Matías Morla fue empezar a dialogar con algún experto embalsamador. En ese marco, por ejemplo, tenía algunas confusiones. Decía: "quiero algo similar a lo de Stalin", refiriéndose en verdad a Lenin. Tampoco tenía muy en claro cómo fue el proceso que se le hizo al cuerpo de Hugo Chávez, pero sabía que también fue -fallidamente- embalsamado, y especialistas rusos ya determinaron que no es posible repararlo porque está dañado. En cualquier caso, Maradona hablaba en serio: el texto que firmó el Diez el 13 de octubre de este año dice: "Luego de un profundo análisis quiero manifestar mi voluntad de que luego de mi muerte mi cuerpo sea embalsamado y exhibido en dicho museo, rodeado de mis máximos trofeos, objetos personales y recuerdos queridos para seguir recibiendo desde ese lugar el cariño de la gente".

Los abogados consultados por este diario, expertos en sucesiones, consideraron que el documento ni fue firmado ante escribano ni con testigos ni tampoco se escribió a mano, condiciones que se requieren para que sea un mandato jurídicamente válido. De manera que sólo queda como un deseo, una especie de mandato moral, que los sucesores pueden cumplir o no.

Este diario también habló con quienes prestan el servicio de embalsamado y existe coincidencia en que se puede hacer aún pasado un tiempo, pero también es cierto que con el correr de las semanas y meses se hace cada vez más difícil. Tampoco está clara cuál es la voluntad de sus herederos en un proceso sucesorio que recién se inicia.

Museo

Respecto del museo y los demás proyectos mencionados en el texto, se empezó a trabajar e intervino un equipo comandado por Javier Grosman. En los últimos tiempos se venía hablando mucho de un contenedor que está depositado en una guardería de Beccar con todos los objetos que Maradona había juntado. El equipo de Grosman accedió al contenedor y las fotos que acompañan esta nota son apenas una pequeñísima muestra de lo que se podría exhibir en el museo imaginado por Maradona. Según lo que se conversó con el Diez, la idea era convocar a artistas de distintos lugares del mundo para que participen de los diseños y creen un clima maradoniano.

Pero la idea era gigantesca e incluía muchos otros proyectos:

*Bares en todo el mundo, que se llamarían Bodegones Maradona. Con ambientación, diseños y hasta comida pensada según lo que quería el astro.

*Merchandising de todo tipo, igualmente con diseños a cargo de artistas internacionales.

*Un tour Maradona por Buenos Aires y tal vez por Nápoles.

*Afiches con algunas de las frases célebres de Diego. "Se te escapó la tortuga"; "Nací en un barrio privado, privado de agua, luz, comida"; "Pelé debuto con un pibe y le pegaba a la mujer".

*Usar la música y los videos grabados por Maradona. Entre muchos otros con Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Manu Chao, Andrés Calamaro, Rodrigo Bueno, El Potro, Ulises, Gustavo Cordera.

*Desde ya los miles y miles de videos de jugadas de Maradona o de momentos de la vida del Diez.

*Y, por supuesto, el museo itinerante. Es decir una muestra que recorriera el mundo con una síntesis de todo lo enumerado y todo ambientado por artistas de máximo renombre en cada país. La idea no era exhibir una pelota o camiseta, sino rodear el objeto de una historia completada con imágenes.

Contratos

El proyecto, de conjunto, llevaría el nombre de Universo Maradona y lo que empezó a hacer el astro con la firma del texto de octubre es habilitar a Morla para que vaya a su vez firmando los contratos. Eso efectivamente ocurrió: la empresa encabezada por Morla, que tiene varios socios y en la que figuraría también Maradona, SATTICVA S.A, acordó con Superacción, encabezada por Grosman, el desarrollo de Universo Maradona. Se firmaron varias cartas de intención. Esto habilitó el acceso del equipo de Grosman a varios contenedores, pero especialmente uno traído desde Dubai, en el que se acumulan montañas y montañas de objetos y recuerdos.

Se hizo un inventario que incluye trofeos, pelotas, camisetas firmadas por decenas de jugadores de otros países --por ejemplo, Pelé, Stoichov, Ronaldinho, todo el plantel de Boca, Palermo--, pijamas de Versace, balones de oro, regalos de todo tipo y una cantidad casi infinita de fotos y videos. Existe una fuente inagotable de los últimos años: videos y audios que Diego le mandaba a numerosísimas personas. Incluye alguno que es una especie de ironía del destino: "Aahhhh ustedes se creían que yo estoy muerto, miren lo bien que estoy", dice Diego en la grabación de un video.

Pausa

Por supuesto que todos estos proyectos están parados, o mejor dicho en pausa. Habrá que ver cómo se define la sucesión, aunque también es cierto que posiblemente los herederos quieran seguir adelante con Universo Maradona o algo similar. Lo cierto es que, al menos por ahora, hasta los objetos del contenedor de Beccar son parte de la sucesión.

Está claro para los protagonistas de esta historia que habrá que esperar. El equipo de Grosman proviene del mundo del arte y la cultura y no pretende entrar en los terremotos de juicios y contratos. Por lo tanto, la consigna parece ser desensillar hasta que aclare. Pero, además, hay que marcar un cambio central en el contenido: no es lo mismo Universo Maradona con Diego vivo que Universo Maradona después de la muerte.

Dante

Hubo una instrucción de relevancia con la que Maradona insistió una y otra vez. El quería que estuvieran representados todos los mundos en los que vivió, el Infierno, el Purgatorio, el Paraíso, al estilo de la Divina Comedia. Y se habló en concreto de que no quería de ninguna manera esquivar la cuestión de la droga, sus parejas, sus momentos de gloria y sus dramas, sus orígenes humildes, sus posiciones políticas. "Yo no soy un careta, quiero que esté todo, absolutamente todo. Que se acuerden de mi como fui, no como una novelita rosa", dejó dicho.

Maradona después de la muerte

La idea de Universo Maradona, con el museo y todo lo demás, cambió totalmente con la muerte del Diez. Quienes lo pensaron y lo empezaron a diseñar afirman que hay que esperar varios fenómenos que están en desarrollo y que habrá que ver cómo se encaminan.

*Maradona de los milagros. Está surgiendo un culto al Diez, algo parecido a lo de Gilda. Que Maradona sana, que Maradona profetiza, que surgen santuarios, que ciudadanos comunes le piden tal o cual cosa.

*Maradona el nuevo Che Guevara. Ya se vió en las protestas en Francia, que llevaban una bandera con la imagen de Maradona. En las nuevas generaciones, pocos conocen al Che Guevara y en cambio el Diez aparece como la figura de la rebelión, un contestatario frente al poder, un hombre de códigos con los humildes. Ya hay numerosas personas que se tatuaron el rostro del astro como antes se tatuaban las del Che.

Todo lo que se haga en algún momento del proyecto Universo Maradona tendrá que tener en cuenta no sólo el homenaje, el reflejo de la vida, sino estos nuevos aspectos de la veneración.

El otro cambio que produjo la muerte de Maradona es que varió la lista de los países a los que se apuntaba. De entrada se pensó que los proyectos relacionados con el Diez no tenían chances de prosperar en países como Alemania, Inglaterra, Holanda y la mayor parte de Europa, salvo Nápoles. Tampoco Brasil, pero sí China, India, Japón, Dubai, Venezuela. Sin embargo, la muerte del 10 trastocó todo: los homenajes fueron impresionantes y sentidos en todos lados. Eso merecerá -cuando se concreten- una nueva mirada sobre los proyectos.

Un largo camino

Recién habrá definiciones en enero y febrero. Durante la semana que empieza este lunes, los fiscales que investigan la muerte de Diego Maradona seguirán acumulando elementos -estudios de las vísceras, análisis toxicológicos, apertura de celulares- para después volcar todo en una junta médica que resolverá si hubo mala praxis y negligencia. Esa junta médica podría convocarse recién en la segunda quincena del primer mes de 2021 o directamente en febrero. Es obvio que se requerirá del dictamen de forenses para establecer si la medicación que se le suministraba a Maradona era correcta, si la atención a sus afecciones cardíacas fue aceptable y si, en general, se hizo lo que el paciente requería o si fue abandonado a su suerte. En el cuadro entrarán también las dificultades que presentaba Maradona con su resistencia a ser revisado y atendido por médicos y enfermeras.

En la junta médica podrán designar peritos de parte los imputados -por ahora Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov-, pero también los particulares damnificados. Ya tenía ese papel Verónica Ojeda, en representación de Diego Fernando, el hijo que Ojeda tuvo con el Diez. Su pareja, Mario Baudry, es el abogado que actúa ahora en su nombre. El viernes fueron aceptadas Dalma y Giannina, cuyo abogado será Federico Guntin. Pero también el mismo viernes, la Cámara de Apelaciones de San Isidro decidió que una hermana de Maradona, Rita Mabel, puede ser querellante. El dato es que estará representada por Matías Morla o alguien de su estudio. Como se sabe, todo el resto de la familia apunta contra Morla a quien consideran responsable de la actuación de Luque. Es más, el abogado públicamente defendió a Luque por tweet. De manera que será un querellante que estará del lado de los acusados, incluyéndose a sí mismo.

Por Raúl Kollmann para Página 12

Esta nota habla de:
Más de Deportes